¿Fin de semana de tres días?: impulsan un proyecto para crear un régimen de jornada laboral alternativo

0
145

Con el objetivo de flexibilizar la jornada laboral, un grupo de diputados presentó un curioso proyecto para trabajar menos días |

En Argentina se puso de moda la palabra «libertad», un concepto que en el último año se convirtió en promesa y que probablemente fue una de las cosas por las cuales Javier Milei alcanzó la presidencia. Con esa premisa, un grupo de diputados nacionales considera que también debería existir la libertad de elegir respecto de la jornada laboral, y por ello, presentaron un proyecto de ley en el que proponen una novedosa idea «libre de imposiciones».

La propuesta en concreto propone la creación formal de un Régimen de Jornada Laboral Alternativa; y a diferencia de los proyectos de ley que hoy reposan en el Congreso Nacional y que proponen aplicar en el país la jornada laboral de cuatro días, esta iniciativa permite que las reglas sean puestas por ambas partes: el empleado y el empleador.

«¿Y si el Día de Osvaldo fuera realidad?», se preguntó el diputado nacional del radicalismo, Martín Tetaz, quien con esa frase anunció en redes sociales la presentación del proyecto de ley y tomó como referencia una publicidad de la cervecería Quilmes de hace 20 años en donde un grupo de amigos propone que además del sábado y el domingo, se cree un tercer día -que ellos denominaron Osvaldo- para poder tener un día más para descansar. «Osvaldo algún día puede ser realidad», reza el anuncio.

Así las cosas, y desbloqueando ese recuerdo publicitario, el diputado nacional de la UCR propone un régimen que permita, entre otras cosas, poder condensar las horas de trabajo en cuatro días, dejando tres para descansar.

¿Fin de semana de tres días?: impulsan un proyecto para crear un régimen de jornada laboral alternativo

En qué consiste el Régimen de Jornada Laboral Alternativa

El proyecto de ocho artículos es impulsado por Tetaz pero además de algunos diputados radicales como Rodrigo De Loredo, también lo firmaron legisladores nacionales del PRO, de Hacemos Coalición Federal y de la Coalición Cívica.

«Créase el régimen optativo de «Jornada Laboral Alternativa» (en adelante «Jo.L.A.») el cual incorpora de manera optativa un régimen de jornada laboral distinto al vigente, permitiendo que cada sector pueda reflejar en el convenio colectivo de trabajo propio de su actividad una o más opciones diferentes de jornadas laborales, teniendo en cuenta las necesidades y características propias del desarrollo de cada actividad», cita la propuesta en su artículo 1.

En diálogo con iProfesional, el diputado Martín Tetaz defendió su proyecto y consideró que es apropiado que la Argentina empiece a copiar lo bueno de otros países en términos laborales, experimentos que han tenido comprobables resultados positivos.

«En Europa sobre todo, pero también en Estados Unidos, se está empezando a aplicar de manera exploratoria distintas jornadas laborales alternativas; eso se hace en el convencimiento de que puede haber fórmulas que mantengan la productividad y permitan pagar salarios similares a los que se están pagando, pero al mismo tiempo mejora la calidad de vida dentro del trabajo y también la calidad de vida dentro de la familia», argumentó.

A su vez, explicó que la idea de que existan jornadas alternativas tiene varios objetivos que buscan beneficiar tanto al empleador como al empleado. «El régimen puede condensar las horas de trabajo en cuatro días y así permitir tres días de descanso, y esa opción puede ser preferible para muchos trabajadores. Pero incluso, el régimen también puede permitir jornadas de menos horas en más días y eso también puede ser bueno para otros muchos trabajadores», dijo el diputado radical.

En ese sentido, consideró que «queremos explorarlo» y por eso «estamos proponiendo un proyecto que crea una condición o régimen para probar distintas jornadas laborales».

Período experimental

Por otro lado, en su artículo 2, la propuesta explica que de ser aprobado dicho régimen, será implementada inicialmente por un periodo de tres (3) a seis (6) meses, el cual servirá de prueba para el sector que lo aplique, a efectos de poder analizar la conveniencia o no de su aplicabilidad como alternativa a la jornada laboral tradicional.

A su vez, agrega que la «Jornada Laboral Alternativa» será optativa y ambas partes integrantes de la relación laboral deben estar de acuerdo. «Transcurrido el periodo exploratorio de la «Jo.L.A.», se retorna a la jornada laboral de statu quo, salvo que las partes, de mutuo acuerdo, decidan continuar con el régimen de la jornada laboral alternativa», aclara.

s

La propuesta del diputado Martín Tetaz propone la creación formal de un Régimen de Jornada Laboral Alternativa

«La novedad de nuestro proyecto, si bien ya se venían discutiendo proyectos de reducción de la jornada laboral, es que nosotros no generamos ninguna imposición, ni a los empresarios ni a los trabajadores, sino que generamos la novedad de un período de prueba de seis meses para que se pongan de acuerdo y encuentren alguna fórmula alternativa entre las partes», detalló Tetaz a iProfesional.

Para los legisladores que impulsan este proyecto, una Jornada Laboral Alternativa es positiva «porque siempre va a mejorar la productividad de las firmas y va a mejorar la calidad del clima laboral». Por ello, tratarán de que la iniciativa llegue a buen puerto en el Congreso Nacional y no pase como ocurrió anteriormente con los al menos cinco proyectos (como uno del kirchnerista Mariano Recalde y otro del diputado del FIT Nicolás Del Caño) que proponían -o imponían- la aplicación de la jornada laboral de cuatro días, textos que están cajoneados en la Cámara de Diputados.

«Hay mucha evidencia de que en los países que se empezó a implementar, por ejemplo, los experimentos que se hicieron en Islandia, pero que después se replicaron en Reino Unido, en Alemania y en otros países, se reducen mucho las carpetas médicas y el estrés. Sin dudas hay muchas ventajas respecto de mejoras y satisfacción con el trabajo», argumentó Tetaz.

Por último, la iniciativa describe en su artículo 3 que la «Jornada Laboral Alternativa» tendrá una duración máxima de cuarenta y ocho (48) horas semanales, las que cada sector en función de las características de la actividad definirá cómo distribuirlas, «pudiendo existir jornadas diarias más largas durante menos días de la semana o bien jornadas más cortas durante más días de la semana».

«En nuestro país, reviste vital importancia el cuidado de las fuentes de empleo del sector privado. El escenario actual de recesión e inflación del cuál las PYMES y empresas de nuestro país no son ajenas, luego de haber atravesado la pandemia acaecida por el «COVID- 19″, lleva a replantearnos normas existentes en pos de una reforma acorde a la situación actual con el afán de ayudar a una de los eslabones más importantes de nuestra economía», reza en los fundamentos del proyecto.

Y agrega: «Es por ello que consideramos necesario aggiornar y modernizar las normas laborales, pero desde una mirada lógica y no arbitrariamente tomando decisiones que puedan ocasionar que, lamentablemente se quiebren PYMES y empresas o no contraten personal».

El proyecto completo a continuación

T