Francos desmintió los rumores de espionaje y afirmó que Posse “cumplió un ciclo”

0
62

El flamante jefe de Gabinete reconoció la existencia de “una situación de desentendimiento complicada” en el Gabinete.

En su primer día como jefe de Gabinete, Guillermo Francos abordó la salida de su predecesor, Nicolás Posse. “Se cumplió un ciclo. Rescato la tarea que tuvo antes de la elección. Hizo un gran trabajo armando un proyecto que tenían que ver con la reforma del Estado, con armar un plan de Gobierno, tuvo una tarea muy compleja y va pasando factura”, afirmó.

El ex ministro del Interior también destacó que hubo un distanciamiento entre el presidente Javier Milei y Posse. “En algún momento de estos seis meses él [Posse] y el Presidente sintieron que era necesario un cambio de aire y Posse presentó su renuncia”. Asimismo, reconoció que “claramente había una situación complicada en el Gabinete, un desentendimiento”. “El hecho de que el Presidente me haya designado es bueno para buscar el consenso”, apuntó en una conversación con TN.

Sobre el envío del pliego de Ariel Lijo al Senado para su nombramiento como juez de la Corte Suprema, Francos afirmó: “Entiendo que si se envió el pliego de Ariel Lijo al Senado es porque hay consensos y acuerdos para alcanzar la mayoría que se requiere”. Lijo necesita el respaldo de dos tercios de los senadores para ocupar el cargo en el máximo tribunal judicial del país.

Respecto a los rumores sobre si el jefe de Gabinete espió a ministros, Francos declaró: “No creo. Son rumores, no me guío por rumores. Es un delito y no creo que haya ningún ministro de Gabinete que tenga en la cabeza que lo estaban espiando”. Sin embargo, cuando se le preguntó si Posse alguna vez le dijo “buen viaje a Punta del Este” a una ministra, Francos admitió que era cierto.

“Eso lo contó una ministra [Sandra Pettovello], pero no quiere decir que la estuvieran espiando, puede ser que él tuviera la información por alguien que se iba el fin de semana”, aseguró. “Entiendo que pasó porque los escuché en reiteradas oportunidades en los medios, pero no me quiero basar en rumores”, insistió.

El funcionario también se refirió a la imagen que proyectó el Gabinete en la mañana de este martes durante el desayuno que compartieron en el céntrico bar Pertutti. “En el café estábamos buscando mostrar normalidad. La opinión pública tiene que tener en claro que somos un equipo de trabajo que tiene un líder, que es el Presidente, y que tiene alguien que coordina, que a partir de ahora soy yo y que va a tratar de ayudar que todos tengamos una relación armónica”, expresó.

El exrepresentante argentino ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre 2019 y 2023 durante el gobierno de Alberto Fernández, resaltó que “no somos conscientes de la importancia que tiene la recepción de Javier Milei en el exterior”. 

Y agregó: “Esto que a lo mejor consideran que es una cosa normal, ni [Mark] Zuckerberg, ni [Elon] Musk ni los que trabajan en Sillicon Valey son personas que se prestan a este tipo de reuniones. El Presidente ha ido ahí a mostrar la Argentina que él lidera, a mostrarle una posibilidad de mercado y generación de riqueza para que inviertan. Es lo mismo que hizo en España”.

“Somos especialistas en buscar el pelo al huevo. He escuchado críticas, se hacen denuncias. Cuando el Presidente viaja como presidente de la República no es que va a un acto particular, va a mostrar la Argentina a distintos lugares del mundo. Eso es un viaje del presidente de la Argentina y es un viaje oficial, no es que se fue a una playa a tomar whisky con una chiquita y se lo ve en un bar”, valoró. Y remarcó: “El Presidente viaja a mostrar el país que tenemos, las posibilidades que existen y un Gobierno que expresa libertad económica”.

Sobre su exjefe, Daniel Scioli, no dudó en elogiarlo e intentó desvincularlo del kirchnerismo: “Scioli es una persona que viene de la actividad empresaria. Él tiene esa concepción de libre empresa. Ha participado, participó de gobiernos peronistas. Kirchnerista no sé. Cuando fue vicepresidente de Néstor Kirchner todavía no existía el kirchnerismo. Quiere recordarte que en esa época se enojó el presidente Kirchner con él, lo frizó, porque pidió libertad [tarifaria] a las empresas de servicios públicos”, apuntó.

“Yo conozco la historia perfectamente bien y no me olvido”, continuó Francos, presidente del Banco Provincia entre 2007 y 2011 y uno de los armadores de la Fundación Acordar, que le dio apoyo político al entonces gobernador bonaerense. “Un día Néstor Kirchner, que era un político hábil, más allá de los juicios de valor que uno pueda hacer sobre él, va a un acto público, a un estadio donde estaba lleno de gente. Entra Scioli y hay una ovación. Kirchner lo puso de candidato”, recordó.

“Yo no soy peronista. Yo soy hijo de un almirante que era re gorila porque era la época de la Revolución Libertadora. Mi padre participó de esos eventos, yo vengo de esa formación. Armé el partido con Francisco Manrique [exalto cargo de la Revolución Libertadora y de otras dictaduras, como las de Marcelo Levingston y Alejandro Lanusse]”, enfatizó.

“Que yo participe de un Gobierno del peronismo no quiere decir que sea peronista”, opinó en referencia a su cargo como funcionario de Alberto Fernández y los anteriores con Daniel Scioli. “Yo siempre he sido una persona de ideas liberales, de ideas de la libertad. No tengo nada contra el peronismo, no tengo ningún problema”, afirmó.