sábado, julio 20

Frente a la crisis,movimientos sociales oficialistas postergarían el lanzamiento de su partido político

0
165

El Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie tenían previsto originalmente lanzar el espacio en las próximas semanas. Pero ven con preocupación el agravamiento de la inestabilidad económica y la debilidad política del Gobierno.

Estamos siguiendo este bardo”, responde, cauteloso, el referente de uno de los principales movimientos sociales alineados con el Gobierno. Las organizaciones oficialistas analizan postergar el lanzamiento de su propio partido político, que originalmente estaba previsto para este mes, frente al agravamiento de lacrisis económica, la inestabilidad cambiaria y la debilidad política del Ejecutivo.

En junio, luego de que Cristina Kirchner lanzara su ofensiva contra los movimientos sociales por el manejo de los planes sociales (y el territorio), el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie anunciaron la decisión de lanzar su espacio partidario para competir en el 2023 dentro del Frente de Todos, sobre todo contra el PJ y La Cámpora en el conurbano bonaerense.

El 9 de julio, cuando Martín Guzmán ya había renunciado al Ministerio de Economía por sus diferencias con el kirchnerismo, el Movimiento Evita realizó su congreso nacional. En un primer gesto de distensión, evitó confrontar directamente con la Vicepresidenta, pero ratificó su decisión de armar el partido político. “Ya no queremos ser espectadores de los acuerdos de otros”, advirtió la organización.

El presidente Alberto Fernández junto a referentes del Movimiento Evita en el precongreso realizado en la Universidad de San Martín. (Foto: Télam)
El presidente Alberto Fernández junto a referentes del Movimiento Evita en el precongreso realizado en la Universidad de San Martín. (Foto: Télam)

Tras una breve primavera inicial, en el que Alberto Fernández y Cristina Kirchner parecieron recomponer un frágil diálogo, desde la asunción de Silvina Batakis la crisis cambiaria se agravó día a día, los pronósticos inflacionarios para el mes de julio continúan empeorando y la tensión en las calles crece semana a semana.

Los movimientos sociales oficialistas buscan evitar otro foco de tensión para el Gobierno

Inicialmente, las organizaciones sociales oficialistas tenían previsto que el lanzamiento fuera entre fines de julio y principios de agosto.

“Se complicaron los tiempos.Es un contexto muy delicado, no solo económico… político también. Hay que dejar que se procese lo que está pasando. La decisión de lanzar el partido ya se tomó, se está avanzando, pero va a llevar un tiempito más. Hoy, estamos analizando la situación, y podría ser más hacia fin de año”, señalaron a TN en el Movimiento Evita, que comandan Emilio Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, ambos funcionarios nacionales.

En Somos Barrios de Pie, que lidera Daniel Menéndez -también funcionario del Ministerio de Desarrollo Social-, realizaron un diagnóstico similar.

En las organizaciones preocupa la posibilidad de enviar la “señal equivocada”. Algunos dirigentes consideran que el lanzamiento del partido, en este contexto, podría ser leído negativamente de dos sentidos. Por un lado, como un intento de distanciarse del Gobierno y soltarle la mano al Presidente en plena la crisis, sobre todo cuando movimientos sociales que respaldan al Ejecutivo en lo discursivo comenzaron a volcarse a las calles con los grupos piqueteros de izquierda. Sería, consideran, sumar un foco de tensión innecesario en la interna oficialista.

Los piqueteros definen si habrá acampe hoy luego de no ser recibidos por Silvina Batakis. (Foto: Luis ROBAYO / AFP)
Los piqueteros definen si habrá acampe hoy luego de no ser recibidos por Silvina Batakis. (Foto: Luis ROBAYO / AFP)

Por otro lado, el lanzamiento, en medio de la crisis económica y política, corre el riesgo de ser leído como una decisión política alejada la realidad y de los problemas que afectan, sobre todo, a los barrios populares,

El nuevo espacio partidario estará integrado, además de por el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, por otras organizaciones más pequeñas como la Corriente Nacional y Popular 25 de Mayo, Frente 22 de Agosto, y otros movimientos sociales con presencia en distintas provincias del país.

Según pudo saber este medio, las organizaciones sociales oficialistas aún no definieron siquiera cuál será el mecanismo formal para la construcción del partido nacional. Existen dos posibilidades: conseguir el número legal de adhesiones necesarios para la fundación del espacio, o a partir del lanzamiento nacional de partidos políticos que las organizaciones sociales hoy ya tienen en distintas provincias, con competencia distrital.