Gambito de dama: Cristina Kirchner juega a la «auto inhabilitación» y cambia el tablero político del 2023

0
164

Nota extraída de IProfesional por Gustavo Marangoni

CFK bajó su candidatura. ¿Se trata de una declaración puramente impulsiva bajo el efecto de la condena judicial o una decisión meditada? i |

Siempre juega fuerte y apuesta al factor sorpresa. Cuando toda la atención estaba puesta en el fallo previsiblemente condenatorio del Tribunal Oral Federal 2 su respuesta inmediata terminó con una definición que parece cambiarlo todo: «No voy a ser candidata». 

Visiblemente emocionada después de haber descripto una vez más las «entrañas del lawfare» sacudió la estantería. ¿Se trata de una declaración impulsiva bajo el efecto de la condena judicial o una decisión meditada? 

Hace solo unas pocas semanas dejaba volar la imaginación de propios y extraños afirmando que «iba a hacer lo que tuviera que hacer». 

Parecía que la postulación estaba a la vuelta de la esquina. Si en ese momento jugaba con la ambigüedad ahora luce contundente y definitiva. ¿Será así?

Oficialismo y oposición, «recalculando»

Traspasando la pantalla invitó a sus rivales-enemigos a encarcelarla después del 10 de diciembre. Utilizó un tono dramático que no se percibió impostado sino espontáneo. 

Después de haber descripto con detalles las «operaciones en su contra» apeló a un tono de ópera para cerrar un capítulo de su historia. Seguramente no será el último. Pero la jugada podría ser definida con precisión ajedrecística como un «gambito de dama». 

CFK bajó su candidatura. ¿Se trata de una declaración puramente impulsiva bajo el efecto de la condena judicial o una decisión meditada?

CFK bajó su candidatura ¿Se trata de una declaración impulsiva bajo el efecto de la condena judicial o una decisión meditada?

En el juego ciencia se trata de una apertura donde las blancas parecen sacrificar un peón para obligar a las negras a incurrir en una desventaja. Si en el tablero de la próxima partida electoral la dama está ausente habrá que pensar todo de vuelta. Oficialismo y oposición entran a partir de ahora en modo «recalculando»

Cuando desde las tribunas del Estadio Único de La Plata coreaban «si la tocan a Cristina, que quilombo se va a armar» nadie pensaba en este tipo de quilombo. Pronto aparecerán las comparaciones desde la militancia con el otro renunciamiento, para dotar de mística a una realidad que lo requiere. 

Elecciones 2023: cuál será la próxima movida

Mientras tanto habrá que esperar las reacciones del Frente de Todos que pierde a su figura con más intención de votos y la de Juntos por el Cambio que pierde a su adversaria con mayor nivel de rechazo. 

Para los primeros existe el consuelo de que, libre de ataduras y campañas, CFK asuma como «la Jefa», la conductora de la estrategia sin discusiones ni reparos internos. 

Para la principal coalición opositora el debate obligado será interrogarse sobre el sentido del antikirchnerismo si no habrá Kirchner en ninguna boleta. Con frenesí comenzarán a partir de mañana a realizarse las encuestas para medir el impacto de este «supermartes». 

Si algunos dirigentes suponían que la política se mantendría en suspenso hasta finalizar el mundial o hasta después de las vacaciones ya se pueden dar por notificados del nuevo calendario vigente. Diez meses y contando para la primera vuelta electoral, ocho meses para las PASO y un poco más de seis para el cierre de listas. 

Oficialismo y oposición entran a partir de ahora en modo

Sin Cristina Kirchner en escena, tanto oficialismo y oposición entran a partir de ahora en modo «recalculando»

Se aceleran los tiempos

La vicepresidenta activó la velocidad máxima del WhatsApp y aceleró los tiempos de todos. Por lo pronto, la vorágine de acontecimientos se llevó a un asesor directo del presidente Alberto Fernández involucrado en los mensajes de telegram por integrantes del polémico viaje a Lago Escondido

El mandatario suma otra baja en su raleado equipo y queda obligado a resetear su proyección del último año de mandato. ¿O acaso se sentirá motivado a reflotar sus ambiciones de repetir? 

Hoy por hoy parece improbable verlo como un favorecido de la movida. Quizás quien deba esforzarse en disimular sus ambiciones sea Sergio Massa. Aunque recientemente abriera dudas respecto a su futuro en la política, el nuevo escenario quizás le estimule la imaginación. 

No faltarán integrantes de su equipo en el ministerio que le susurren las bondades por venir si a la «pista libre» se le agrega un sendero decreciente de la inflación en los próximos meses. 

Paso a paso esperando con ansiedad el Índice de Precios al Consumidor del INDEC: Mientras en Argentina estamos todos con la mirada en Qatar, en el emirato hay alguien con toda su atención puesta en la Argentina: Mauricio Macri. ¿Cómo impactará en él la decisión de su némesis? ¿Será una invitación a jugar el segundo tiempo que prometía su primer libro o una llamada a reflexionar sobre la posibilidad que la próxima etapa de la vida política también demande de su parte un paso al costado? Habrá que estar atentos a las próximas jugadas. En el fútbol y el ajedrez del poder.