domingo, noviembre 27

Gobierno busca desligarse de las acusaciones del chavismo por el avión venezolano y le apunta a la Justicia

0
158

En los últimos días hubo reiterados pedidos públicos para liberar la aeronave Emtrasur. Desde el Gobierno especulan con la pelea de Caracas con Estados Unidos y la presión de Irán.

Venezuela empezó en los últimos días una embestida para recuperar el avión de Emtrasur retenido en Ezeiza desde el 10 de junio. Pero ni los gritos de Nicolás Maduro, las críticas de Diosdao Cabello o la acusación contra Alberto Fernández por “títere de Estados Unidos” por parte de un legislador chavista hicieron mella en el Gobierno nacional.

Desde la Casa Rosada buscaron bajarle el tono político a la situación y esgrimen que son pedidos directos hacia la Justicia argentina. Así lo confirmaron a TN distintas fuentes que manejan a diario la negociación con Venezuela. “El Gobierno no puede hacer nada porque está judicializado, y el chavismo lo sabe”, repiten.

A pesar de esta nueva estrategia de comunicación, el chavismo no reclamó por las vías oficiales ante el Gobierno argentino. Esto es: no presentó una carta ante el embajador en Caracas, Oscar Laborde, ni tampoco con Casa Rosada. Hubo diálogos informales en los que no se profundizó sobre el tema.

Lo que más se acerca a un documento formal es la resolución adoptada ayer por la Asamblea Nacional de Venezuela en la misma sesión donde el diputado Pedro Carreño le pidió a Alberto Fernández que demuestre “si es un títere del imperialismo”. La resolución chavista apunta directamente a la Justicia argentina. Mañana se la llevarán impresa al embajador Laborde.

Cruzada contra Estados Unidos

Llamó la atención cómo en tan sólo dos días la cúpula chavista aumentó sus pedidos para la liberación del avión Emtrasur. No había habido grandes manifestaciones anteriormente. Incluso la publicación de un spot publicitario elaborado por el Ministerio de Comunicación habla de una estrategia que se inició por pedido de Maduro. El diputado oficialista Pedro Carreño insultó a Alberto Fernández.

Desde el Gobierno consideran que el Ejecutivo no tiene influencia en esta cuestión, que todo reclamo recae sobre la Justicia y que de alguna manera la Argentina volvió a quedar en el medio de la histórica disputa que Caracas mantiene con Washington. Ahora potenciada por la investigación contra el avión y los iraníes.

La carta de los senadores republicanos al fiscal general de Estados Unidos, Merrick B. Garland, para que “responda y ayude a la Argentina” con el posterior pedido de un juez del Distrito de Columbia para que se incaute el avión despertó la alerta en Venezuela. Ven una avanzada norteamericana.

El principal temor de Nicolás Maduro y los que lo rodean es que el pedido de Estados Unidos prospere, que la Justicia incaute el avión y que esa medida siente un precedente para otros litigios internacionales actuales y futuros de Venezuela. No sólo aviones, sino propiedades, activos y hasta incluso dinero.

La presión de Irán

En el medio del conflicto está Irán, principal socio comercial y político de Caracas. El propio avión de Emtrasur, filial de la línea aérea venezolana Conviasa, fue transferido por Mahan Air a principio de año. Además, cuatro iraníes siguen retenidos en Buenos Aires por orden del juez federal Federico Villena.

Tal como adelantó TN semanas atrás, Teherán había iniciado contactos informales con funcionarios argentinos para tratar de destrabar la situación. Ante la imposibilidad de lograr resultados, Irán presentó un pedido formal ante el juez pidiendo la “inmediata” liberación de sus ciudadanos. Tampoco prosperó.

Irán también presiona para que se libere el avión que sigue retenido en Ezeiza. (Foto: West Asia News Agency)
Irán también presiona para que se libere el avión que sigue retenido en Ezeiza. (Foto: West Asia News Agency)Por: via REUTERS

Ahora, Teherán también empezó a presionar a sus socios en Caracas para buscar una salida. Los diálogos entre ambos países son fluidos y normales. Según confiaron para este artículo quienes están al tanto de estos idas y vueltas, tanto Irán como Venezuela saben que es difícil que sus pedidos y su “presión” prospere. La posición de Estados Unidos enfrente se agiganta.

En este contexto, el embajador argentino Laborde trabaja para incrementar los vínculos comerciales entre la Argentina y Venezuela mientras tanto él como el Gobierno esperan que en las próximas horas representantes chavistas de la Asamblea le presenten la resolución formal de ayer, donde le piden a la Justicia la liberación del avión.