sábado, junio 22

Gobierno prepara un plan de incentivos al campo para que liquiden unos U$S20 mil millones

0
195

Se analiza la posibilidad de bajar las retenciones de manera temporaria, aunque la medida se haría efectiva tras el viaje de Alberto Fernández a los Estados Unidos. Incógnita por la posible reacción de Cristina Kirchner.

Ante la falta de dólares el Gobierno prepara un plan para incentivar al campo a que liquide unos U$S20 mil millones y así revitalizar las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en un contexto crítico para la economía.

La Casa Rosada analiza mejorar en un porcentaje importante el tipo de cambio para incentivar la liquidación de granos del campo, pero la medida genera una puja en el equipo económico. La ministra Silvina Batakis trabaja en la iniciativa, aunque los anuncios podrían demorarse, ya que Alberto Fernández primero quiere verse con Joe Biden, mandatario de los Estados Unidos que tiene coronavirus, por lo que aún debe definirse si el encuentro será presencial o virtual.

Mientras en el Gobierno sostienen que no van a devaluar el tipo de cambio oficial, la AFIP realizó un trabajo de geolocalización y ya tienen identificados a los productores que deberían liquidar. En los pasillos del poder algunos dicen que hay que establecer bonos de carácter financiero, mientras que otros hablan de bajar las retenciones en forma temporaria hasta mediados de agosto.

El Gobierno prepara un plan de incentivos al campo para que liquiden unos U$S20 mil millones. Créditos: JUAN JOSE GARCIA.
El Gobierno prepara un plan de incentivos al campo para que liquiden unos U$S20 mil millones. Créditos: JUAN JOSE GARCIA.

La medida buscaría que las reservas del BCRA se incrementen y transmitir tranquilidad a los mercados. Sin embargo, se trata de una propuesta que podría ser difícil de digerir para la vicepresidenta Cristina Kirchner. Todo se da en un contexto en el que el dólar blue está cerca de tocar los $340.

Es que en los últimos meses desde diferentes sectores que responden al kirchnerismo han planteado lo contrario: subir la presión fiscal y captar más recursos del campo.

La sugerencia más habitual de funcionarios y dirigentes oficialistas ha sido subir las retenciones a los granos para “desacoplar” los precios locales de los internacionales, una situación ya vigente porque de hecho los productores argentinos reciben un tercio del valor en dólares que cobran sus colegas uruguayos o de cualquier otro país en los que no se cobran retenciones ni hay brecha cambiaria.

Cómo sería el plan para incentivar al campo a que liquiden sus dólares

Según pudo saber TN, se trata de un plan que está en análisis entre el ministerio de Economía y Agricultura. El objetivo es aumentar un 30 o 40% el tipo de cambio para el campo y estimular que los productores liquiden los granos incentivados porque recibirían una cantidad mayor de pesos.

En concreto, se trataría de un tipo de cambio más atractivo, especialmente destinado para el campo, con el cual el Gobierno intentaría seducir al sector que en el resto del año liquidaría unos US$20.000 millones. Pero, aquejado por las urgencias cambiarias, la administración de Alberto Fernández busca incentivos para que ingresen al menos US$10.000 millones, particularmente de la soja que se terminó de cosechar hace un mes, y de la cual queda por comercializarse más de la mitad de los 45 millones de toneladas recolectadas.

Ese supuesto 30 o 40% por encima del tipo de cambio oficial de $130 de hoy llevarían el dólar soja a un valor de entre $170 y $182. Sobre ese valor, habría que aplicar la retención del 30%, lo que dejaría el dólar-soja en $127, contra los $91 que recibe hoy un productor de soja, una vez que al precio FOB argentinos -en relación a la cotización de Chicago- le descuentan los derechos de exportación y luego se le entregan pesos según la cotización del dólar oficial.

Reclamos del campo. Una de las escenas de la protesta del campo contra la política sobre las exportaciones agropecuarias, el 9 de julio pasado (Foto: Reuters/Agustín Marcarian).
Reclamos del campo. Una de las escenas de la protesta del campo contra la política sobre las exportaciones agropecuarias, el 9 de julio pasado (Foto: Reuters/Agustín Marcarian).

El plan apuntaría específicamente a la soja y se implementaría por un tiempo determinado. Algunos creen que luego de que se logre cierta estabilidad en el precio del dólar blue, porque con la volatilidad actual, ninguna oferta resultaría atractiva.

El plan de dólar-soja que evalúan en Economía sería la respuesta a una propuesta de las agropexportadoras, de reducir un 10% las retenciones a la soja durante una “momento determinado”.

Con todo, no se descarta esta posibilidad, en un contexto en el cual las reservas del Banco Central son prácticamente nulas y los granos de soja que guardan los agricultores significan, a valor internacional, unos US$14.000 millones.