Gracias Alberto y Cristina por soltar asesinos”: la bronca del padre del quiosquero asesinado

0
59

Por el crimen hay dos detenidos, sospechados de ser los autores: un hombre de 29 años y una adolescente de 15

El padre del quioskero asesinado en Ramos Mejía rompió en llanto ante las cámaras y no ocultó su enojo con los dirigentes del actual Gobierno Nacional, a los que acusó de “liberar chorros y asesinos”.

“Quiero agradecer a Alberto y a Cristina, que largan a todos los chorros y asesinos, matones, que matan gente honesta en la calle. Gracias Alberto, gracias Cristina”, soltó, entre lágrimas, Pedro Sabo, padre de Roberto Sabo, un kiosquero de 48 años y padre de dos hijos que fue asesinado este fin de semana en un intento de robo.

Luego, en la misma entrevista con TN, el padre de la víctima citó a la conductora televisiva Susana Giménez para pedir “mano dura”: “Les quiero decir la frase de Susana Giménez: ‘Al que mata hay que matarlo, pena de muerte a los delincuentes’”.

La historia de la familia comerciante

Pedro contó que el quiosko pertenecía a él y que, tras jubilarse, lo heredó su hijo, quien trabajaba junto a su nieto en el local. “Agradezco a mucha gente que viene a saludarme, que hace 40 años que trabajo en la misma cuadra. No sé qué decir. Nunca pensé que me fuera a pasar esto. Quisiera cortarle las manos a quien vote por Alberto y por Cristina. Porque nunca les pasó nada seguramente. Yo no pensé que me iba a pasar esto. Me arruinaron toda la familia, nunca más voy a vivir tranquilo”.

Además, explicó que su hijo heredó el comercio que le había pertenecido a él: “Yo empecé hace 40 años, trabajaba enfrente. De a poco lo ayudé con el kiosco, después me retiré porque me jubilé y ahora sigue él con mi nieto. Y ahora no sé qué vamos a hacer porque estamos llenos de delincuentes acá. No sé si mañana voy a trabajar y me matan a mí también”, apuntó.