domingo, abril 21

Guzmán agitó el avispero y sacudió de nuevo la interna con el kirchnerismo

0
389
El ministro de Economía, en sólida alianza con el Presidente, disputó un nuevo round y se refirió a la cuestión energética En el marco de la Mesa contra el Hambre, Guzmán agitó el avispero de nuevo: “Tenemos que ser autocríticos. Los subsidios energéticos son pro-ricos en un país con un 57 por ciento de pobreza infantil. Estamos gastando subsidios de luz y de gas en un sector que no es prioritario, en barrios donde vive gente de altos ingresos”, dijo, retomando la polémica que lo puso en el centro de la escena durante toda la semana.

El ministro de Economía comenzó su disertación en el Museo del Bicentenario haciendo referencia a la pobreza y a la desigual distribución de recursos a partir de las breves recuperaciones económicas de los últimos años. Tras denunciar la gestión del ex presidente Macri y su cartera económica de concentrar en pocas manos los recursos y desatender las necesidades de los más vulnerables, se sumó a la consigna del Presidente de empezar “primero por los últimos”.

“La consistencia de la economía, es algo que afecta de forma directa a la vida de la gente. Cuando no se actúa de una forma consistente es cuando los problemas se vuelven bien profundos y se agravan”, lanzó. Pero el mensaje, más que referirse a una pesada herencia, fue una indirecta para el sector con el que comparte administración.

Enseguida se volcó a las cuestiones más específicas, y en un nuevo capítulo de la telenovela Guzmán-Basualdo, o en términos más generales, kirchnerismo duro versus albertismo, Guzmán disparó contra contra el actual plan oficial de subsidios: “Esos recursos tienen que ser utilizados para aquellos que más lo necesitan. Nuestro compromiso es agilizar la inversión y desde las inversiones del Estado dedicar los recursos a quienes mas lo necesitan”, precisó Guzmán.

Cabe recordar que el propio Axel Kicillof, uno de los funcionarios más fieles a la Vicepresidente, salió a defender públicamente al subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien por lo pronto permanece en su cargo.

Las intervenciones de Guzmán seguidas de las del Presidente mostraron una sólida alianza. En dos días, además, partirán en un vuelo hacia Europa donde los espera una semana a agenda completa con los grandes líderes en busca de reafirmar su apoyo a las negociaciones de la Argentina con el FMI.