Guzmán reconoció que la inflación de 2021 puede estar por encima de la prevista en el Presupuesto

0
207
El REM del Banco Central marcó que las consultoras, bancos y fondos de inversión que participan de esa encuesta esperan un 50% de suba de precios para este año El ministro de Economía Martín Guzmán señaló que el objetivo de inflación que seguirá el Gobierno para este año será reducir 5 puntos porcentuales el ritmo de suba de precios en relación con 2020. Considerando que el año pasado terminó con un IPC anual de 36,1%, el objetivo oficial se ubicará por encima del 29% que planteó el Poder Ejecutivo en el Presupuesto 2021.

En un foro empresarial durante la visita del presidente Alberto Fernández a la provincia de Tucumán, Guzmán dijo que el Gobierno trabaja “para establecer un sendero que reduzca la inflación de una manera consistente” y aseguró que “es factible reducir en 5 puntos la inflación durante el 2021 y lograr que las expectativas estén alineadas”.

“(La inflación) es un problema principalmente macroeconómico. La inflación es un mal para la economía y se la ataca por ahí para coordinar expectativas”, explicó. En ese marco, destacó que “hay que ir ordenando también la cuestión fiscal”.

Guzmán había revelado en enero su pauta de reducción anual de la inflación durante una exposición en la Universidad del Comahue: 5 puntos por año. Sin embargo, las expectativas del sector privado están muy por encima de la proyección del Palacio de Hacienda. El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central marcó que las consultoras, bancos y fondos de inversión que participan de esa encuesta esperan un 50% de suba de precios para este año.

En ese sentido, el jefe del Palacio de Hacienda destacó “la necesidad de alcanzar consensos” que le permitan a los distintos sectores productivos del país transitar un camino de desarrollo sustentable. El ministro de Economía también ponderó la necesidad de “buscar un balance entre el mercado interno y aquellas actividades que impulsen las exportaciones”, evitando que los precios internacionales afecten los locales o que la necesidad de dólares para la importación impacte en el mercado cambiario.