“Hay un 40% de adhesión”: advirtió uno de los mayores conocedores de deuda argentina

0
151
Daniel Marx habló sobre la renegociación de deuda que lleva adelante el ministro de Economía con los fondos de inversión que tienen en sus manos bonos argentinos bajo legislación extranjera

El economista y ex presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Daniel Marx, aseguró que el nivel de adhesión a la oferta del Gobierno Nacional no llega al 40% del total de los tenedores de bonos que la Argentina desea reestructurar.

Al participar del 9º Simposio de Mercado de Capitales y Finanzas Corporativas organizado por el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF)Marx adelantó: “Yo creo que está en el borde de obtener un 40% de adhesión, será más fuerte en algunas especies y se verá si se puede mover el resto porque se supone que además algunos no querrán ir a litigar como manera más eficiente de cobrar. Veremos cómo se dilucida el juego”.

Daniel Marx

Sobre este punto, Marx -que formó parte del fugaz Consejo Asesor de la Deuda pedido de Martín Guzmán- explicó que existen casos en los que al contar con un amplio margen de apoyo, el resto de los tenedores termina siendo “arrastrado” y acepta la propuesta. Sin embargo, Marx no cree que este sea el caso.

“Lo normal cuando uno lanza una oferta de canje es que tenga una adhesión elevada, incluso el canje del 2005 tuvo una aceptación superior al 75%. Muchas veces al lanzar un canje que fracasa no es un buen precedente para seguir adelante”, subrayó el ex negociador de la deuda.

Además, el especialista en reestructuración de deuda, advirtió que las demoras en las negociaciones son riesgosas para el país: “El llamado de atención es que el tiempo juega en contra para las dos partes. No es gratis. El primer pensamiento sería que hagamos bien una cuenta de costos y beneficios, porque muchas de las elecciones que tomamos hoy tienen consecuencias”.

“Estas demoras tienen un costo sustancial sobre la economía. Esto involucró una cantidad de dinero que se ha usado, efectos colaterales no menores, entre ellos volvió un goteo de depósitos en dólares, presiones cambiarias, y la no liquidación esperada de los exportaciones y una disminución de las líneas comerciales”, remarcó el director de Quantum.