Huida de inversores y aversión al riesgo:el combo infernal que desató un descalabro en los mercados

0
304

El dólar blue subió $6 en un solo día, los financieros cotizaron cerca de los $240 y el riesgo país está en el nivel más alto desde el canje de la deuda de 2020.

Este lunes fue un verdadero mal día para los activos argentinos y los mercados. Algunos números que grafican una rueda pésima: riesgo país en más de 2100 puntos -el peor desde el canje de la deuda en 2020- y el contado con liqui (CCL)con una suba de $10 en un solo día.

Dos fenómenosconvergieron en una sola rueda y generaron estragos, sumando nerviosismo y presión a la licitación de deuda en pesos que el Ministerio de Economía inicia este martes.

Por un lado, la salida caótica de fondos de los bonos CER, la deuda indexada en pesos. Por el otro, una aversión al riesgo global por temor a una “estanflación” –inflación con recesión-.

”Los mercados globales se encuentran en modo aversión al riesgo o ‘risk off’. Por lo tanto, no hay compradores marginales para la deuda argentina en dólares”, apunta Paula Gándara, de AdCap.

Los bonos argentinos no le escapan al temor global

Los bonos argentinos, explica Leonardo Chialva, de Delphos Investment, están siguiendo la tendencia global de los títulos de alto rendimiento o “high yield”, aquellos que pagan mucho por su alto riesgo.

El riesgo país continúa en máximos. (Foto:     Brendan McDermid/Reuters).
El riesgo país continúa en máximos. (Foto: Brendan McDermid/Reuters).

“Los bonos high yield están muy golpeados por todo el proceso de suba de tasas a nivel global, en el que todos los bancos centrales acomodan su política monetaria y aumentan los temores a una recesión. Eso no es una buena noticia para la deuda de baja calidad como la argentina”, suma Chialva.

Es un momento complejo a nivel global, con expectativas pesimistas sobre el futuro, y los activos argentinos, entre los más riesgosos del mundo por los eventos de default pasados y la posibilidad de que esto vuelva a ocurrir en el futuro, lo sienten.

Lo que ocurre con el riesgo país, que sube cuando los bonos bajan, es “riesgo global”, explica Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Empiria. Esa dinámica internacional es de “más recesión, más suba de tasas de la Reserva Federal y más inflación que implica menos consumo porque cae el salario real; un potencial escenario de estanflación”, resume el economista.

La salida de los bonos CER y la suba del CCL

Dos siglas de tres letras: CER y CCL. El foco estuvo puesto, primero, en la salida de fondos millonarios de la deuda que ajusta por inflación, los bonos CER. Mucho de ese dinero seguramente se destinó a pagar impuestos u otros gastos corrientes en momentos en los que se necesitan pesos. Pero otra parte fue a parar al dólar contado con liquidación.

Desde el miércoles, en las tres ruedas acumuladas entre jueves, viernes y lunes, el CCL subió poco más de $27 hasta los $237. En el mismo plazo, el otro dólar financiero, el MEP, avanzó $20 hasta los $229.

“Sobre lo que ocurrió en la curva CER no hay certezas: hubo varios rumores sobre movimientos internos del Gobierno, desarme de posiciones grandes y un impacto muy fuerte en los precios”, dice Manuel Carpintero, de Nash Inversiones.

Huida de inversores y aversión al riesgo: el combo infernal que desató un descalabro en los mercados

Es un mes cargado de necesidades de liquidez y hace tres semanas se da un proceso de desarme de posiciones gradual en la deuda CER. La semana pasada, ese movimiento se desordenó y se produjeron retiros masivos de algunos fondos. Hubo una venta muy fuerte el miércoles pasado y no hubo asistencia de entes estatales. A su vez, cualquier inversor privado de largo plazo que podía ser comprador se corrió, porque se discuten otras cosas, como el temor a un reperfilamiento de un nuevo gobierno en 2023″, describe Chialva.

¿Temor al default en pesos?

En pocas palabras, se empezó a colar el temor a un “default en pesos” sobre todo la que sigue a la inflación, no solo pensando en un eventual un cambio de gobierno en 2023 sino en la actual administración.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, rechazó la probabilidad de default en pesos. “Nuestro Gobierno jamás haría eso”, apuntó, y de paso “le tiró un palito” a la gestión de Mauricio Macri que “reperfilo” los vencimientos en moneda local al no poder hacer frente a la curva..

En pocas palabras, se empezó a colar el temor a un “default en pesos” tanto por un cambio de gobierno en 2023 como en la actual administración. (Foto: Adobe Stock)
En pocas palabras, se empezó a colar el temor a un “default en pesos” tanto por un cambio de gobierno en 2023 como en la actual administración. (Foto: Adobe Stock)Por: vetkit – stock.adobe.com

Hernán Lacunza, exministro de Economía y a cargo de preparar un programa económico en Juntos por el Cambio para 2023, replicó: Me atribuyen conjeturas sobre el tratamiento de la deuda en pesos en un eventual futuro gobierno. Falsas. Porque a un año y medio se desconoce la herencia y la solvencia fiscal y financiera depende de lo que haga el Gobierno en funciones, no el anterior ni el próximo”.

f: TN