Inminente debut de «El Chacho»: La Rioja comienza a pagar sueldo y aguinaldo con su propia cuasimoneda

0
114

El gobernador Ricardo Quintela evalúa pagar aumentos salariales a sus funcionarios con BOCADE, los bonos respaldados por el tesoro riojano iProfesional | Finanzas

Inminente debut de "El Chacho": La Rioja comienza a pagar sueldo y aguinaldo con su propia cuasimoneda

Los riojanos estatales están entre la espada y la pared. Miran con absoluta desconfianza la posibilidad de recibir bonos como parte de aumentos salariales, pero saben que desde que la Legislatura de La Rioja aprobara, el 18 de enero pasado, la creación del Bono Cancelación de Deuda (BOCADE), denominado «El Chacho», en homenaje al caudillo Ángel Vicente Peñaloza, era una cuestión de tiempo hasta que el gobernador del Frente de Todos, Ricardo Quintela, decidiera incluirlos para que comiencen a circular en la vida diaria de los riojanos.

Este fin de semana, Quintela, afirmó que los BOCADE verán la luz con los incrementos de sueldos recientemente anunciados para los estatales y funcionarios riojanos. 

Aún no hay demasiadas precisiones de parte del equipo económico del «gitano» Quintela, pero el propio gobernador sostuvo que «se puede establecer un mínimo para todos los empleados, pero en la quincenita, tal vez los 20 mil pesos en la quincenita (que sean 20 mil en bonos o 10 mil en bonos), lo que sí, todo el Ejecutivo tendrá un porcentaje entre un 10% y 15% en bonos, digo esto para que empiecen a familiarizarse con el bono, con el buen funcionamiento del bono».

Una cuasimoneda que marca la profundidad del ajuste de la administración central de Javier Milei, de la implementación a rajatabla el lema «no hay plata», y de los problemas financieros estructurales que tiene la provincia de La Rioja que se ubica cuarta en el ranking de territorios con mayor cantidad de empleados estatales, superada por Misiones, Chubut y Santa Cruz, provincias que, por la otra cara de la moneda, enseñan números superiores a La Rioja con respecto al empleo privado que en la provincia gobernada por el Frente de Todos es casi una rareza.

La Rioja, en la vereda opuesta a Milei

Se trata de un modelo de gobierno completamente antagónico al promovido por el presidente libertario. La Rioja de Quintela tiene una gran cantidad de empresas públicas que actúan en distintos ámbitos de la economía y que terminaron por correr a la iniciativa privada provincial.

 Además, durante los mandatos de Quintela se experimentó un fuerte crecimiento del empleo público provincial y municipal que fue sustentado por los giros que realizaba el expresidente Alberto Fernández, a las gobernaciones del noroeste argentino.

El gobernador Ricardo Quintela, evalúa pagar algunos aumentos a funcionarios y aguinaldos con bonos respaldados por el tesoro de La Rioja

El gobernador Ricardo Quintela evalúa pagar algunos aumentos a funcionarios y aguinaldos con bonos respaldados por el tesoro de La Rioja

Para comprender la acuciante necesidad de dinero de la Gobernación riojana sólo bastará con señalar que sostiene a 17 empresas estatales de servicios y a 21 de producción de bienes de uso diario para la población.

El titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Martín Menem, que no pudo vencer al Frente de Todos en las últimas elecciones riojanas, suele afirmar que «…la provincia no tiene problemas de fondos sino de administración. No existe un sinceramiento del gasto político que se debe cortar y hay falta de actividad privada por la presencia asfixiante de un Estado hiper presente».

Las cuasimonedas de La Rioja y una paradoja

Esas son las causas principales del experimento, ya harto conocido por los argentinos, de utilizar cuasimonedas para pagar bienes y servicios en momentos de escasez de recursos.

Lo paradojal de la situación es que Quintela lo vive como un problema producto del encendido de la motosierra de Milei que muestra un desplome de la coparticipación federal de impuestos, un sistema de recaudación impositiva y distribución de lo recaudado entre el Estado nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el recorte de envíos discrecionales, muy utilizados durante las administraciones kirchneristas y, aún, la macrista, y el derrumbe de la recaudación de impuestos riojanos por la recesión económica que atraviesa el país.  

Ahora bien, para el presidente Javier Milei, el problema que declara Quintela no es tal. Milei toma lo que Quintela considera un problema como una virtud. Los 22.500 millones de pesos que puede emitir el estado riojano fue celebrada por el presidente libertario como un logro de su accionar ejecutivo.

«Pensar que en la campaña me trataron de loco por postular un esquema en el que hubiera una libre competencia de monedas y ahora la impulsan…!!! Bienvenidas las monedas provinciales a la competencia, las cuales, les quiero señalar, a diferencia de lo que pasó en el pasado, de ningún modo van a ser rescatadas por el Gobierno Nacional», expresó Milei en su cuenta personal de X .

Los 22.500 millones de pesos que puede emitir el estado riojano fue celebrada por el presidente libertario como un logro de su accionar ejecutivo

Los 22.500 millones de pesos que puede emitir el estado riojano fue celebrada por Milei como un logro de su accionar ejecutivo

La Nación no acudirá al rescate de los BOCADE 

Además, Miei agregó: «Al mismo tiempo, la cotización que las mismas tengan respecto a la paridad, dará una evaluación de mercado de la calidad del Gobierno que la emite».

Que la Nación no acudirá al rescate de los BOCADE es una realidad que Quintela y los legisladores riojanos conocen desde el 10 de diciembre, día de asunción de Milei en la Nación.

En ese sentido, Quintela se adelanta a este hecho, toma valor, y dice, «…el Gobierno Nacional obliga a esto por la crueldad del ajuste que precipitó. La gente no llega a fin de mes. Es la cuarta vez que La Rioja tendrá un bono, un bono de cancelación de deuda con respaldo suficiente que no lo da el Banco de La Rioja, sino que tiene el respaldo de los recursos de la provincia, no le pedimos nada a Nación para esto y no pretendemos que la Nación haga la tabla de recuperación de bono como alguna vez lo hizo con otras provincias y no con la provincia de La Rioja».

Para qué se utilizarán los «Chachos»

Según la ley provincial los Chachos se utilizarán para cubrir el 30% del salario de los trabajadores de la administración pública, mientras que el restante 70% se cobrará en pesos. Además, el bono tendrá circulación en los comercios de La Rioja y servirá para pagar impuestos.

Tanto el Estado municipal, como en empresas y en entidades descentralizadas y autárquicas están obligadas a aceptar la cuasimoneda «en cancelación total o parcial de sus créditos en dinero». Al comenzar a circular los Chachos, La Rioja de Quintela hará realidad uno de los objetivos de Milei puesto de manifiesto en declaraciones periodísticas previas y a partir de la octava revisión del acuerdo con el FMI, por el cual comenzará la transición hacia un nuevo régimen monetario que involucra la competencia de monedas.

Un sistema por el cual, el peso, en la actualidad es la moneda de curso legal del país, competirá libremente con otras monedas. Entonces, los individuos podrán elegir de forma libre con qué moneda realizar las transacciones cotidianas. Y, por último, pero no menos importante, la decisión de Ricardo Quintela generará una ayuda inestimable al combate a la inflación si se siguen los lineamientos de la escuela austríaca de economía.

Según el economista, Friedrich Von Hayek, uno de los teóricos más admirado por Javier Milei, el monopolio estatal de la emisión monetaria es causa de la inflación, por lo que la competencia de monedas sería el procedimiento ideal para librarnos de la indexación inflacionaria. La rebeldía de Ricardo Quintela terminará por diluirse entre las fuentes libertarias que guían el accionar de Javier Milei