John Johnston volvió al país y fue detenido junto a su mujer

0
333

14 DE Marzo 2020 – Fue imputado por el delito de tentativa de homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por el género.

Regresó e inmediatamente quedó detenido junto a su actual pareja.

El empresario estadounidense propietario de un hotel ubicado en la localidad de San Lorenzo, que estuvo prófugo desde el 28 de febrero acusado de haber atacado a su exesposa y madre de su hija en medio de una discusión por problemas legales por alimentos, fue detenido ayer e imputado por tentativa de femicidio. El hombre llegó junto a su mujer y ambos fueron puestos a disposición de la Justicia.

John Johnston y María González fueron detenidos al llegar al aeropuerto Martín Miguel de Güemes de esta capital, en horas del mediodía de ayer y conducidos hasta la fiscalía, donde acompañados por su abogado optaron por declarar.

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, acusó a John Hartwell Cocke Johnston (68), por el delito de «tentativa de homicidio agravado por la relación de pareja preexistente y por el género». En tanto María Eugenia González fue imputada por el delito de lesiones leves en perjuicio de la hija menor del imputado.

La fiscal Salinas Odorisio solicitó al Juzgado de Garantías 5 el mantenimiento de la prisión de los imputados, quienes regresaron a la provincia luego de que el Juzgado de Garantías interviniente suspendiera el pedido de captura nacional e internacional de los acusados que fue solicitado por su defensa, tras comunicar sus intenciones de regresar. La detención se concretó en el marco de un operativo coordinado por el Juzgado de Garantías 5, Interpol Internacional, Sistema Federal de Comunicaciones Policiales (Sifcop) y Migraciones.

La fiscal había solicitado la captura nacional e internacional de Johnston, de nacionalidad estadounidense y con domicilio en Villa San Lorenzo, en Salta, pero luego fue suspendido a pedido de la defensa.

El empresario, propietario del hotel El Castillo de San Lorenzo, ubicado a metros de la quebrada de la villa veraniega, había salido del país el viernes 28 de febrero, junto a cuatro familiares, con destino a Uruguay, según consta en el registro de Migraciones.

La víctima ya ratificó en la fiscalía interviniente la denuncia, que en un primer momento tomó estado público a través de las redes sociales, e indicó que el agresor la golpeó y le gritó que era una «oportunista» por haberle iniciado acciones legales, tras 10 años de no pagar la cuota alimentaria para la hija que tienen en común.

La situación se agravó cuando el denunciado arrojó al piso a la mujer, y mientras le decía a la niña que no debía ser como su madre, la asfixiaba. El violento y dramático momento quedó registrado en el teléfono celular que la menor se animó a tomar en esa circunstancia. Fotografías que se transformaron en valiosas pruebas en la causa que se sigue contra el empresario salteño y su mujer.

Los voceros indicaron que la hija también prestó declaración testimonial, bajo la modalidad de circuito cerrado de televisión. Otra de las pruebas importantes en el hecho que se viene investigando en Salta y tuvo trascendencia nacional.

Johnston quedó detenido junto a su actual pareja, María Eugenia González. Familiares del empresario y amigos niegan de manera contundente que el hombre haya sido capaz de reaccionar en el marco de la violencia de género, y acusan a la víctima de ser ella quien ejercía «violencia» en contra de Johnston.