Jorge Amor Ameal es el nuevo presidente de Boca Juniors: ganó la lista de Pergolini y Riquelme por amplia diferencia

0
36

  • 2019-12-08

Con más del 80 por ciento de las mesas escrutadas, Ameal sumaba un 53,5%, Gribaudo un 30,6% y Beraldi el 15,9%. Votaron casi 40.000 socios, una cifra histórica para el fútbol argentino.

Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini festejaron en la madrugada del lunes la consagración como próximo presidente y vice primero de Boca, luego de conseguir una tendencia irreversible en las elecciones del domingo. Votaron 38.363 socios y, escrutadas 140 mesas (98,1 por ciento) de las 143 habilitadas, sumaban el 52,8% (19.982 votos), más de 20 puntos por encima de la fórmula oficialista conformada por Christian Gribaudo y Juan Carlos Crespi (11.515, el 30,6%); la fórmula de José Beraldi y Rodolfo Royco Ferrari sumaba el 16,4% (6172 sufragios).

Ameal sacó importantes votos de diferencia en las mesas femeninas y en las de los socios activos, en las que duplicó y casi triplicó a Gribaudo, que buscaba reducir el margen en las mesas de los vitalicios y las del interior, pero consiguió mucho menos de lo esperado. Las mayores miradas se las llevó Juan Román Riquelme, principal impulsor de la lista opositora de Ameal. El ex10 se lanzó como vicepresidente segundo de Ameal.

Los socios protagonizaron una jornada histórica. Dijeron presente en la Bombonera y establecieron un nuevo récord de asistencia para unas elecciones de un club en la Argentina. Fueron 12.000 más que la marca anterior, también en poder de Boca (26.136 en 2015). Y más que la suma de votantes en los últimos comicios de River (18.857, Independiente (6485) y Racing (7411).

Los números cobraron amplio margen a medida que avanzaba la noche. La victoria de Ameal se explica por varios factores. Inicialmente invocaba el desencanto de la mayoría de los socios con la gestión deportiva de Daniel Angelici y el clima de fin de ciclo, que lo habían posicionado como una alternativa potable por sobre la de José Beraldi. Pero si su victoria era una posibilidad concreta hace un mes, el gran golpe de efecto fue la incorporación de Román.

Fue una jornada intensa, en la que no faltaron las tensiones, incluido un cruce verbal entre el ganador y Gribaudo, ya en plena madrugada. Mucho antes, apenas iniciada, la votación se interrumpió dos veces, por una falla del sistema y por la falta de sobres de impugnación por el otro. Y luego, porque poco después del mediodía integrantes de la barra brava se pasearon por la carpa intimidando a los votantes con sus miradas y sus cánticos, acusando de «traidores» a aquellos que no votaran al oficialismo. Incluso cuando todo se calmó y debieron cerrar las mesas, una de las autoridades de la mesa 25 se olvidó de agregar dentro de la urna el acta firmada. Una desprolijidad que derivó en el griterío de los pocos testigos que tuvo la situación.

Se criticó mucho la decisión oficialista de realizar los comicios en una fecha que no coincida con un partido de Boca de local. Pero el socio igual dijo presente. Además, a diferencia de otras épocas, el caudal de votantes fue tan grande que el hecho de organizar la votación con un partido en la Bombonera al mismo tiempo hubiera sido un caos. Por ejemplo: la zona destinada a la prensa estuvo ubicada en las puertas 19 y 20, y la carpa bloqueaba por completo la salida del público hacia la calle Irala.

Hubo una fuerte presencia de socios jóvenes, en el que posiblemente fue su primer acercamiento a la política del club. La contracara fue don Carmelo, que a los 91 años no quiso perderse la chance de formar parte de esta elección histórica.

Después del amontonamiento que se produjo entre las 9 y las 15, cuando votó un caudal de socios muchísimo mayor al esperado y cuando más problemas hubo para optimizar los tiempos de cada sufragio, en las últimas horas todo se fue normalizando. Aunque había demasiada gente que, después de dejar su decisión en la urna, optaba por quedarse dentro de la carpa, a la espera de una selfie con viejos ídolos.

Al grito de «Giunta Giunta Giunta, huevo, huevo, huevo», el exvolante fue uno de los más solicitados. También Alberto Márcico, ambos como parte de la propuesta que ofrecía José Beraldi. Una de las curiosidades fue el cruce, cariñoso pero a la vez algo distante, entre Jorge Bermúdez y Mauricio Serna. Compañeros de la era dorada del Boca de Bianchi y en la selección colombiana, pero hoy en veredas políticas opuestas: el Patrón está alineado con Ameal, Pergolini y Riquelme, y Chicho jugó para la fórmula oficialista Gribaudo-Crespi.

Durante la tarde, desde el equipo de campaña de Ameal reconocieron que fue una jornada salpicada por pequeñas irregularidades que, según ellos, los perjudicó. «Cuatro micros con gente nuestra que quería venir a votar nunca llegaron porque les pincharon las ruedas en la ruta», acusaron. Y denunciaron: «Gente del oficialismo mezcló entre nuestras boletas habilitadas algunas de las que la Junta Electoral prohibió el viernes, para después impugnarla. Estuvieron en todo ese chiquitaje, y perdieron igual.»

La jornada fue larga. Los pasillos de la Bombonera desde media tarde eran testigos de rumores y distintas especulaciones. Escrutadas las primeras mesas, Jorge Amor Ameal asomó pronto como el presidente del club de la Ribera hasta diciembre de 2023, poniéndole fin a 24 años de macrismo en Boca. Fue el fin de una era. Y el comienzo de otra para Boca. Cerca de las 2, y a través de sus redes, el oficialismo admitió la victoria de la oposición. «Escrutadas 90 mesas, la tendencia da como ganador a la lista de Jorge Ameal, quien será el presidente del 2019 al 2023. El escrutinio sigue en la madrugada hasta su finalización. El club felicita a la fórmula ganadora y saluda a los 38.363 socios que participaron».

Mientras en el salón Filiberto se contabilizaban los votos, un hecho atravesó la jornada electoral. Seguidores de los tres candidatos a presidente vieron juntos el partido entre Boca y Central, priorizando su amor por los colores azul y oro por sobre la política. Allí debe apuntar la nueva conducción: a lograr la unidad y cerrar la grieta que generó esta elección entre los hinchas.