Joshua recuperó su reinado de los pesos pesados en un combate opaco pero inteligente

0
128
El británico le arrebató los cinturones de la OMB, AMB y FIB a Andy Ruiz en Riad, Arabia Saudita, tras una victoria por decisión unánime. Las tarjetas expusieron 118-110 en dos ocasiones y la restante 119-109Por Santiago Caruso (@Santiago_Caruso)

Anthony Joshua recuperó su reinado de los pesos pesados con una victoria por decisión unánime frente a Andy Ruiz. El británico volvió a conseguir los títulos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB) que perdió con el mexicano el pasado 1 de junio, en un knock-out espectacular que significó la gran sorpresa del boxeo mundial en la categoría completa.

Los jueces del combate desarrollado en Riad, Arabia Saudita, acusaron 118-110 en dos oportunidades mientras que la tarjeta restante con un 119-109 sentenció el regreso del nacido en Watford a la senda ganadora, y estableció un total de 23 triunfos (21 KO) y una sola caída en su récord personal.

Joshua tomó nota de lo sucedido la vez anterior en el Madison Squeare Garden de New York. Planteó un combate de movilidad ante un rival que no se sintió cómodo con la diferencia de 20 kilos que evidenció en el pesaje. Debido a su inteligencia y un buen uso del jab, se mantuvo alejado de las posibilidades de sufrir castigo mediante contragolpes.

Así mantuvo a Ruiz fuera de la contienda durante los asaltos iniciales hasta que en el cuarto recibió el primer aviso. El ex campeón logró conectar una potente derecha que dejó a AJ con síntomas de preocupación de cara a su esquina una vez que sonó la campana. Lejos de querer modificar su libreto, apeló a cumplirlo con mayores precauciones.

Por su parte, quien todavía ostentaba las coronas en su rincón se vio obligado a hacer un poco más que solamente ocupar el centro del cuadrilátero. De esta manera mostró lo mejor de su repertorio en el octavo, noveno y décimo round, donde por momentos le recordó a los aficionados lo peligroso que puede llegar a ser con dos simples manos.

El correr de la contienda notó a un Joshua incómodo por no poder prestarse al intercambio de golpes, siendo él un noqueador de calibre. Sin embargo entendió que con la mayoría de los capítulos a su favor, alcanzaba con mantener el sólido trabajo que llevó a cabo durante casi toda la pelea para registrar una nueva conquista.

El cinturón restante, propiedad del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) está en manos del norteamericano Deontay Wilder (42-0-1/41 KO), quien enfrentará al otro invicto Tyson Fury (29-0-1/20 KO), el próximo 22 de febrero de 2020, en lo que será la revancha del empate que protagonizaron el 1 de diciembre de 2018. Un hipotético combate para unificar todos los títulos, mantendría a los pesos pesados como la categoría más atractiva del momento.