martes, abril 16

Jubilados en la licuadora: de cuánto debería ser el bono para evitar una pérdida del poder adquisitivo de los haberes

0
150

El bono adicional de $70.000 anunciado anoche por el ministro de Economía, Luis Caputo, se queda corto. El ajuste fiscal del Gobierno

Jubilados en la licuadora: de cuánto debería ser el bono para evitar una pérdida del poder adquisitivo de los haberes

El bono de $70.000 que anunció anoche el ministro Luis Caputo no alcanzará para compensarles a los jubilados la pérdida del poder de compra que habilita la fórmula de actualización de los haberes de la clase pasiva.

Tras el anuncio oficial, el haber mínimo queda, a partir de marzo y a lo largo de los siguientes tres meses, en $134.446. Al añadirle los $70.000 del nuevo bono, se alcanzan prácticamente los $205.000.

Es decir, para el próximo trimestre, ningún jubilado o pensionado podrá obtener menos de $205.000 mensuales.

¿Puede compensar esa asignación extra lo perdido en términos de poder de compra para la clase pasiva? Un informe del IARAF, dirigido por el economista Nadin Argañaraz, asegura que está lejos de que sea así.

El poder de la licuadora

El reporte de Argañaraz deja las cosas blanco sobre negro. Para hacer las cuentas proyecta una inflación del 16% en febrero, del 15% en marzo, del 13% en abril y del 10% en mayo. No es muy distinta a la que estima el propio Caputo. La salvedad es que el ministro supone que el IPC podría bajar a un dígito mensual a partir de abril.

Sin ningún bono, la licuación de los haberes jubilatorios tendría un quebranto histórico. Esto tiene que ver con que la actualización se relaciona con la inflación pasada, que viene siendo inferior a la actual. Por eso la pérdida.

El bono adicional de $70.000 anunciado anoche por el ministro de Economía, Luis Caputo, se queda corto

El bono adicional de $70.000 anunciado anoche por el ministro de Economía, Luis Caputo, se queda corto

«Dado el aumento nominal y la inflación prevista, los haberes de marzo, aún incrementados, tendrían una pérdida de poder adquisitivo del orden del 44,5% respecto a igual mes de 2023. Los haberes del primer trimestre, a su vez, tendrían una pérdida de poder adquisitivo del orden del 43,4%. Y los haberes conjuntos de los primeros 5 meses tendrían una pérdida de poder adquisitivo del 44,8%», remarca el informe.

Aun con el bono de $70.000, la licuación continuaría vivita y coleando.

De cuánto debería ser el bono

El informe del IARAF pone números a lo que debería poner el Estado para evitar la licuación.

«Un bono de $170.000 en cada uno de los tres meses, permitiría compensar la pérdida del mes de marzo, solamente. Y dejaría una pérdida de poder adquisitivo del primer trimestre del 17,7% y una pérdida para los primeros cinco meses del 12,7%, siempre respecto a igual periodo de 2023. Es decir que con un bono de este valor, los jubilados completarían 5 meses de 2024 con pérdida de poder adquisitivo». 

«Para no tener pérdida de poder adquisitivo con un bono de $170.000, la inflación debería ser del 3% promedio mensual en el periodo marzo-mayo. Es decir que, aún dando un bono de $170.000 en marzo, abril y mayo, debería haber una fuerte baja de la inflación para evitar la pérdida real de ingresos durante los primeros cinco meses».