El tiempo - Tutiempo.net

Juicio ex juez Lona: El fiscal pidió 15 años de prisión y las querellas una condena a perpetua

0
44

“Lona fue un escriba de la muerte”, dijo el fiscal, Carlos Amad cuando inició sus alegatos, donde pidió 15 años de prisión, mientras las querellas reclamaron la prisión perpetua. Los alegatos de la defensa serán el 24 de septiembre, cuando se prevé conocer la sentencia.

ricardo lona

En el Salón de Grandes Juicios, que lleva el nombre de la víctima Miguel Ragone, ayer el fiscal Carlos Amad expuso sus alegatos contra el ex juez Ricardo Lona acusado de prevaricato, omisión de promover la represión y persecución de delincuentes y encubrimiento y pidió la pena de 15 años. Las querellas por su parte solicitaron una condena de prisión perpetua.

Tras reclamar la presencia del acusado, quien estaba ausente por problemas de salud, el fiscal, acompañado por su colega María de los Ángeles Ramos, de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, de la Procuración General de la Nación, desarrolló un duro alegato en el que no se privó de señalar a Lona, ya presente, como cómplice del golpe cívico militar de 1976.

Amad definió a Lona como un “escriba de la muerte”, mientras en otros pasajes aumentó el término a “escriba del horror”. Puso en dudas el honor del ex magistrado y lo señaló una y otra vez como el “cómplice” que tuvieron los grupos para policiales, subordinados a los militares, para desatar una ola de persecución y crímenes contra “opositores políticos”.

Juicio Lona

Enalteció la figura social y política de Ragone, a quien definió como un “estadista”, quien pese a ya no estar en su función de gobernador, los salteños lo reconocían como tal, y por ende era una amenaza para los planes de reorganización nacional que tenían los golpistas.

Por esta razón, se planeó la desaparición del ex gobernador previó a las elecciones internas en el Partido Justicialista, donde ya se daba por descontado el triunfo de Ragone, quien con ello se encaminaba a ser el próximo gobernador en una nueva elección, sin embargo, nada de eso sucedió.

Amad dejó en claro que el día en que Ragone fue secuestrado, en la calle Del Milagro y pasaje Apolinario Saravia, Lona conocía de antemano lo que iba suceder, pues era el “garante” de los asesinos. Su actuación consistió en darles “cobertura de impunidad” a los homicidas.

 juicio lona


Sostuvo que llegó primero a la escena del hecho, porque ya sabía de antemano lo que iba a pasar con Ragone. Y su primera irregularidad fue la de asumir una investigación en la que no era competente para nada, pues se trataba de un hecho en el cual la justicia provincia tenía jurisdicción.