lunes, junio 17

La actividad económica se desplomó un 8,4% en marzo según reveló el INDEC

0
62

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una contracción del 5,3% en el primer trimestre del año. Además, la caída alcanzó la mayoría de los sectores, exceptuando el agro y la minería.

El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) registró una baja del 8,4% en marzo, en comparación con el mismo mes del año pasado. Así, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el trimestre cerró con una caída del 5,3% en el nivel de actividad.

La retracción de marzo se trata de la quinta consecutiva, tras los resultados negativos de noviembre (-0,9%), diciembre (-4,5%), enero (-4,1%) y febrero (-3%). En tanto, el último resultado positivo se registró en octubre pasado, cuando el EMAE mostró una variación positiva del 1%.

En comparación con marzo de 2023, seis sectores de actividad que conforman el EMAE registraron subas en marzo de este año. Entre ellos, se destacan la agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+14,1% interanual) y la explotación de minas y canteras (+5,9% interanual). Otras actividades que mejoraron fueron los “servicios sociales y de salud” (+1%), la “enseñanza” (+0,9%) y la “administración pública y defensa”.

Por otro lado, nueve sectores de actividad registraron caídas en la comparación interanual, destacándose la construcción (-29,9% interanual) y la industria manufacturera (-19,6% interanual). Junto con el comercio mayorista, minorista y reparaciones (-16,7% interanual), estos sectores contribuyen con 6,6 puntos porcentuales a la caída interanual del EMAE. 

También se registraron desempeños negativos en los sectores de “impuestos netos de subsidios” (-11%), “intermediación financiera” (-15,2%), “actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler” (-3,1%), “electricidad, gas y agua” (-7,5%), “transporte y comunicaciones” (-1,4%), “otras actividades de servicios comunitarios, sociales y personales” (-2,7%) y el rubro de “hoteles y restaurantes” (-1,5%).

La crisis que atraviesa el país es la más profunda desde la salida de la pandemia. Según informó el Indec, el índice desestacionalizado del nivel de actividad de marzo (140,1) fue el más bajo desde diciembre de 2020.

En este contexto, varios sectores enfrentan situaciones similares al promedio general. La industria manufacturera, por ejemplo, tuvo su peor mes de marzo desde 2020. Lo mismo ocurrió con la construcción, un sector que no solo sufre por la crisis económica, sino también por la decisión del Gobierno nacional de eliminar la obra pública.

A este panorama se suman la intermediación financiera y el sector de impuestos netos de subsidios, que también enfrentan dificultades significativas.

En el marco de un evento de la Fundación Libertad, el presidente de la Nación, Javier Milei, hizo un comentario optimista sobre la recuperación económica, señalando que “la caída del riesgo país predice que para adelante la economía rebotará”. El mandatario, además, no solo sugiere una mejora en la percepción de los mercados sobre Argentina, sino que también anticipa un crecimiento económico robusto en el corto a mediano plazo.

De acuerdo a Milei, el motor de la actividad económica será el resultado de sus políticas de ajuste fiscal. Para el presidente, la reducción del déficit público supondrá una masiva devolución de ahorro al sector privado, lo cual se traducirá en inversión y, a su vez, en un acelerado crecimiento económico.

Asimismo, el ministro de Economía, Luis Caputo, compartió sus expectativas respecto al avance de la economía durante el 41° Congreso Anual del IAEF. “Yo veo una ‘V’”, aseguró, haciendo referencia a la forma que tomaría la línea de tendencia de la actividad económica en los próximos meses. 

“Los ingresos ya se están recuperando, desde las jubilaciones a la AUH. Incluso el salario privado registrado se está recomponiendo y, en la medida en que bajemos la inflación, se va a recuperar aún más”, opinó.

“Hay sectores que ya empezaron a empujar, como el agro, la energía, la minería. Hay varios indicadores que empiezan a mostrar recuperación, incluyendo al sector financiero. Tenemos que lograr que el Banco Central deje de ser un negocio, que la inflación baje, las tasas bajen y empiece a haber crédito. Cuando se hacen las cosas, las consecuencias buenas empiezan a pasar”, comentó.