lunes, junio 17

La adolescente rescatada en Bolivia fue captada a través de Roblox, un juego en línea

0
145

roblox-600x315

En Bolivia, los dos detenidos por el caso, un joven de 23 años y su padre, serían acusados de corrupción de menores. En el teléfono de uno de ellos, hallaron fotos íntimas de la menor.

Tras días agitados, en los que la justicia Provincial, Federal y de Bolivia, como así también distintas fuerzas de seguridad trabajaron a fondo para rescatar a la niña de 14 años que desapareció de la casa de su abuela en General Güemes, ayer comenzaron a trascender detalles del caso. Entre ellos, se pudo saber que la menor fue captada a través de un juego online.

Pudimos saber en Informatesalta que se trata de “Roblox”, una plataforma de videojuegos multijugador y de creación de videojuegos en línea donde los usuarios pueden crear y compartir sus propios mundos virtuales. El entretenimiento, desarrollado por Roblox Corporation, es muy popular entre los adolescentes.

De acuerdo a trascendidos de fuentes judiciales del vecino país, la menor ingresó a dicho juego, el que no exige que lo hagan con sus verdaderas identidades, lo que torna el entretenimiento de alto riesgo, en especial cuando los menores no tienen experiencia o supervisión de adultos.

Por este medio, la menor, que reside en Buenos Aires, fue contactada por un joven de 23 años, quien utilizó otra identidad. A medida que transcurrió el tiempo, la relación se mantuvo solo a través de chats mediante la aplicación de WhatsApp.

En los últimos días, sin embargo, cuando la adolescente llegó a Salta, a la casa de su abuela, en el barrio El Milagro, de la ciudad de General Güemes, pasaron a otro nivel, ya que el joven, al enterarse del viaje, le propuso encontrarse e incluso le dijo que la iba a buscar en la casa de su abuela.

Y así sucedió. El 4 de enero, tal como lo habían coordinado, el sujeto apareció y se la llevó. Previamente, la menor dejó su teléfono celular con un vecinito, un detalle que le habría recomendado el supuesto novio, quien tenía todo planeado para llevársela a Bolivia.

Mientras la menor creía que era una aventura, el acusado sabía perfectamente lo que hacía. Abordó un remise y se trasladó directamente hasta la ciudad fronteriza de Salvador Mazza, donde se alojó en un hotel de esa localidad, para luego cruzar a territorio boliviano por un paso clandestino.

terminal salvador mazza

Un aporte clave

Según fuentes judiciales, se pudo corroborar el ingreso a Argentina del acusado días antes, pero no su salida, pues lo hizo por un paso ilegal y ya con la menor. Lo que no tuvo en cuenta, fue que el remisero que lo trasladó, ante la trascendencia mediática de la desaparición de la adolescente, se presentó en la policía y reveló que había transportado a la niña.

Con la ubicación en Salvador Mazza, se pudo obtener una imagen del acusado con la menor, en inmediaciones del hotel donde se habían alojado. Esto fue suficiente para obtener la identidad del supuesto captor, quien siguió viaje con la menor hasta su domicilio, en Santa Cruz de la Sierra.

Para ello, habría utilizado una documentación falsa para la adolescente, quien, al llegar a la casa del joven, quedó retenida y entró en pánico, pues recién se percató de que las intenciones del mismo no eran la de una aventura, como ella lo vivía.

Otro ingrediente que le jugó en contra, y favoreció la suerte de la menor, fue la gran trascendencia mediática del caso y el rápido movimiento de la justicia, tanto de la provincia, como federal y del vecino país, a lo que se sumó una intensa tarea de distintas divisiones especiales de diferentes fuerzas de seguridad.

A partir de una tarea coordinada, se pudo dar con el paradero del acusado. Se trata de una casa ubicada en la zona de Los Lotes, por inmediaciones del séptimo anillo de la avenida Santos Dumont, en la capital cruceña. El lugar fue allanado y la menor rescatada sana y salva.

También fue detenido el joven de 23 años y su padre, quienes quedaron a disposición de una fiscalía especializada, la que no descarta imputarles el delito de corrupción de menores, pues los elementos secuestrados en la casa estarían ligados a esa conducta delictiva, entre ellos fotos íntimas de la menor recuperada.