La Cámpora quiere que la mesa política defina el rumbo de la gestión además de las candidaturas

0
148

En la organización K hablan de renegociar el acuerdo con el FMI e impulsar una recomposición salarial. Piden definiciones más profundas respecto a la Justicia.

“Hay que sentarse a hablar, no es conveniente ir a la elección con un grado de distorsión tan grande respecto de la realidad política”. Con esa frase, Máximo Kirchner reclamaba el fin de semana pasado la conformación de una mesa política en el Frente de Todos que se convierta en una plataforma para definir candidaturas y la estrategia electoral del espacio de cara a los comicios 2023.

Pero las discusiones que La Cámpora quiere dar en ese espacio no son solo electorales, sino “políticas” en general. De hecho, en las primeras semanas de enero dos de sus líderes así lo dejaron en claro: el hijo de Cristina Kirchnerplanteó la necesidad de renegociar el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el ministro bonaerense Andrés “Cuervo” Larroque pidió una recomposición salarial para los trabajadores y así volvió a colocar en debate la suma fija que el albertismo rechazó el año pasado.

“Alberto Fernández se negaba a formar la mesa política porque no quiere que el kirchnerismo le colonice la política de gestión, pero hay que entender que si no se aplican algunos cambios las posibilidades en octubre se reducen”, le dice a TN una fuente del espacio que responde a Cristina Kirchner.

La Cámpora no quiere que en la mesa política solo se discutan cuestiones electorales. (Foto: Télam)
La Cámpora no quiere que en la mesa política solo se discutan cuestiones electorales. (Foto: Télam)

La Cámpora no quiere que la mesa política solo discuta candidaturas y piden definir el rumbo de la gestión

El jueves la vocera presidencial Gabriela Cerruti dijo que Alberto Fernández “como presidente del PJ está analizando la conformación de una mesa electoral”. El término genera dudas en la organización ultra K que no quiere cerrar la discusión solo en la definición de candidatos.

Máximo Kirchner viene hablando de la necesidad de renegociar los vencimientos de pagos con el FMI para los próximos años y le metió presión al ministro de Economía, Sergio Massa, que por ahora mantiene silencio y total hermetismo en medio de la interna.

Se nos van a venir encima el 2024, el 2025, el 2026 y la exigencia de todos esos vencimientos. Nuestros pibes tienen que estar bien alimentados. ¿Pueden estar bien alimentados con estas políticas del Fondo?”, alertó el hijo de CFK.

La vicepresidenta Cristina Kirchner por ahora no se refirió a la interna del Gobierno. Foto: NA - Damián Dopacio.
La vicepresidenta Cristina Kirchner por ahora no se refirió a la interna del Gobierno. Foto: NA – Damián Dopacio.

A su vez, desde La Cámpora exigen mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores a través de una suma fija para el sector privado que permita compensar la inflación. Otro de los temas que la organización K también apoyo es el de ampliar el número de integrantes de la Corte Suprema por DNU, algo que el Gobierno se niega a hacer. De hecho, Cerruti confirmó que Alberto Fernández no accederá a ese pedido.

El kirchnerismo cree que Alberto Fernández encaró en esta etapa de gobierno una postura muy moderada y reclama decisiones de fondo respecto a la Justicia y la política de distribución salarial.

Por estos días los kirchneristas más duros no quieren saber nada con que se hable de candidaturas porque entienden que Cristina Kirchner está proscripta. El operativo clamor para que la Vice sea candidata habla de “romper” con esa condición. El 24 de marzo, a través de una gran movilización, el espacio planea dar una muestra de fuerza.

El Gobierno defiende las PASO ante la presión K para discutir candidaturas

Por la mañana del jueves, Cerruti deslizó que Alberto Fernández mantiene su intención de ser precandidato e ir a una PASO al recordar que en 2022 el mandatario expresó en un acto en Plaza de Mayo que el Frente de Todos debía ir a las primarias para “poder elegir el candidato que mejor nos representará”. La mesa política entonces plantea en la previa de su conformación un eventual escenario de fuertes discusiones.

En La Cámpora dicen que Alberto Fernández no tiene tiempo y que debe convocar cuanto antes a esta mesa de discusión. “La elección está a la vuelta de la esquina. En junio tenés que tener los candidatos presentados”, repiten. Antes de llegar a ese punto se deberá discutir un acuerdo programático y los equipos que formarán parte del espacio, tal como pide el gobernador de Chaco Jorge Capitanich, otro de los que tiene intenciones electorales.