La empresa seleccionada para el recuento de votos nacional está acusada de “fraude informático”

0
208
Este jueves, el ministerio del Interior dio por finalizada la recepción de propuestas para la licitación el recuento de votos de las PASO y las elecciones generales, y se tomaron las ofertas de dos empresas ya conocidas: Indra y Smartmatic El gobierno nacional, a través del Ministerio de Interior de Wado de Pedro, avanzó con la licitación pública Nro. 81-0022-LPU20 para la contratación del servicio de recuento provisional de resultados de las elecciones PASO y la generales, a concretarse durante este 2021.

El proceso para decidir qué empresa llevará adelante la revisión de votos comenzó el 5 de enero, cuando se conoció el anteproyecto para acceder a la licitación, a la que se presentaron Indra y Smartmatic, ambas empresas internacionales.

La compañía inglesa Smartmatic, que fabrica e implementa sistemas de voto electrónico en numerosos países del mundo, fue objeto de críticas por parte del kirchnerismo durante la gestión de Mauricio Macri, ofertó 1.704 millones de pesos por el servicio integral de escrutinio. La multinacional española Indra Sistemas, que monopolizó el mercado en Argentina desde 1997 al 2015, fue con la oferta más baja: 1.594 millones.

Indra se encarga del recuento de votos desde 1997 y sólo a partir de la llegada del gobierno de Macri comenzó a tener competencia. Hasta entonces, monopolizó el mercado durante prácticamente dos décadas. En el año 2010 salió a la luz en el curso de una investigación judicial que durante la gestión de Néstor Kirchner Indra habría estado en negociaciones con el por entonces ministro de Transporte procesado, Ricardo Jaime, quien le había ofrecido a la multinacional española contratos del estado a cambio de aportes de campaña.

No fue ésta la primera polémica del grupo Indra. En el año 2011, el ex candidato presidencial Eduardo Duhalde denunció un “fraude informático escandaloso” en las PASO, con la compañía española en el centro de escena. Algo similar ocurrió en Venezuela, cuando en el año 2000 el presidente Hugo Chávez resolvió apartar a la compañía de los procesos electorales luego de numerosas denuncias por irregularidades. 

La empresa ganadora hará el recuento, fiscalización y publicación de los resultados, pero no es la única compañía que deberá encargarse del despliegue de las elecciones. El ministerio del Interior cerró un acuerdo con el Correo Argentino para que realice la logística –transporte y entrega de urnas- y ofrezca la infraestructura para las elecciones. Para esto, la cartera pagará $5.448.902.907,69.