La encuesta de Management & Fit que inquieta a Alberto y Cristina

0
121
La encuesta de Management & Fit que inquieta a Alberto y Cristina

El principal objetivo que tiene el Gobierno Nacional en 2021 es electoral. En octubre próximo, los argentinos irán a votar a los candidatos que desean que los representen en el Congreso de la Nación, en las Legislaturas provinciales y en los Concejos Deliberantes locales. Algunas provincias y municipios también renovarán autoridades de Gobierno.

Si bien el Gobierno Nacional no se encuentra alcanzado en este último grupo, se tratará de una elección clave ya que de los resultados que de allí se obtengan dependerá la vara de reformas que el Ejecutivo planea aplicar en los próximos dos años.

Actualmente, en la Cámara de Diputados, el Frente de Todos necesita de al menos 10 votos de aliados que no tiene asegurados para trabajar en el tratamiento de los temas más sensibles, como lo es una reforma judicial como la propuesta por el Presidente. Y es esa barrera la que el oficialismo busca superar con una marcada victoria en los próximos comicios. Sin embargo, hasta el momento, las encuestas no parecieran traer buenas noticias para el Gobierno.

La última encuesta de Management & Fit puso de relieve que, de cara a las elecciones legislativas, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio están técnicamente empatados. Según la consultora, más de la mitad de los votantes (53,3%) se inclina por la oposición: un 35% lo hace por Juntos por el Cambio y otro 18,5% por otros espacios políticos opositores, mientras que el 33,9% se inclina por el Frente de Todos, dejándolo como la segunda minoría a tan solo once décimas de la primera minoría. Es decir que actualmente se enfrentan a un empate técnico.

Estos guarismos no son uniformes en toda la población. En particular, entre los mayores de 40 y las persona de nivel de ingresos bajo se encuentra el mayor respaldo electoral potencial al oficialismo (40,9% y 48,5% respectivamente); mientras que entre los menores de 40 y las personas de nivel de ingreso alto (56,5% y 65,7%) apoyarían a un candidato opositor.

La desagregación por distritos electorales muestra que en una elección legislativa actualmente, tanto en la Ciudad como en la provincia de Buenos Aires se imponen los oficialismos. El 47% de los porteños dijo que votaría por Cambiemos (contra el 25,6% del FdT) y el 38,3% de los bonaerenses elegirían a un candidato de Alberto Fernández (contra el 34% que preferiría una o un legislador opositor).

En tanto, ante la consulta por una hipotética elección presidencial “mañana”, ya no habría empate técnico. Es que más de la mitad de los votantes (52,3%) hoy en día se inclinaría por votar a la oposición y solo el 36,7% apoyaría en las urnas al oficialismo. El dato acusa el golpe del escándalo de la vacunación VIP y el malestar económico, al fin y al cabo hasta fines de enero, el apoyo a la oposición no llegaba a la mitad de los votantes (46,7%) y el oficialismo reunía el 40% de los votos.