sábado, julio 20

La figura de Milei se desinfla a medida que se acercan las elecciones y su destino empieza a mostrarse complejo

0
202

El misterioso desencanto con Milei: ¿qué cambió en su campaña?

El candidato libertario se desinfla a medida que se acercan las elecciones y su destino empieza a tornarse complejo. La importancia de las PASO

Algunos dicen que sería como el «teorema de Baglini» pero aplicado al electorado. A medida que se acerca el día de las primarias, donde la decisión de las urnas va a jugar un rol en la vida de todos nosotros, la «bronca» se encausa y va tomando rumbos menos estridentes. Es, posiblemente, la causa de la caída en las mediciones del candidato libertario Javier Milei, que dejó de formar parte de aquel tridente, de aquella presunta elección de tercios que se avizoraba hace un par de meses, y ahora, se va colocando en el nada despreciable espacio de tercera fuerza, pero sin chances reales de llegar a la presidencia.

Algunos le atribuyen la caída a las declaraciones polémicas y reiteradas del economista, otros a los resultados provinciales que dejaron la sensación de que se trata exclusivamente de un fenómeno porteño o del AMBA en todo caso, y otros, a la falta de interés de sus propios seguidores en impulsarlo, especialmente desde que se presentaron las listas y ya nada puede cambiar en materia de postulaciones.

«Yo creo que las tres cosas influyeron, pero es cierto que nuestra gente empezó a hablar con dirigentes de otros espacios. Los que van en lugares importantes en las listas de candidatos a legisladores nacionales, ya están conversando con otros candidatos presidenciales con mas posibilidades, para sumarse a sus fuerzas en el caso de llegar al Congreso. Le han quitado interés a Javier», explica un operador de Milei.

Tampoco es que antes de este cambio de lógica, el hombre de la cabellera rebelde tuviese un desarrollo territorial demasiado influyente. «Mas que la venta de candidaturas, lo que influyó acá fue el desorden que imperó cuando se armaron las listas, la sensación de improvisación que dejamos. Anunciamos nada menos que un candidato a gobernador y se bajo a los dos días, puteando a Javier, eso se paga» insiste uno de los armadores del hombre de los mastines furiosos.

De todos modos, la caída no arrastra a Milei al papelón electoral, sus guarismos, por ahora, se mantienen entre un 15% y un 20% dependiendo la medición, algo nada despreciable para una tercera fuerza, en el orden de lo que obtuvo por ejemplo, Sergio Massa en 2015.

«El problema es la expectativa, mas que nada la que tenía el propio Milei hace un mes, eso lo desilusiona y además, lo descontrola, puede llevarlo a cometer errores graves de acá a la elección, por su personalidad» dice desde adentro de La Libertad Avanza, una llamativa candidata de las que no corre riesgo de no ingresar a la Cámara Baja.

La intención de voto de Milei se redujo de casi 30% a algo menos de 20% en pocas semanas

La intención de voto de Milei se redujo de casi 30% a algo menos de 20% en pocas semanas

Caída en la intención de voto de Milei: qué puede pasar tras las PASO

Buena parte de ese voto libertario, migró hacia Patricia Bullrich y alguna porción menor, pasó a engrosar la franja de indecisos. Pero no puede olvidarse que hace solamente dos meses, el cultor del sexo tántrico, rondaba el 30% de intención de voto, es decir, perdió casi la mitad de aquellos que barajaban la posibilidad de votarlo en muy poco tiempo y al borde del día de comicio.

Sin embargo, lo que esta por venir es una PASO, que en definitiva no decide nada, especialmente en el espacio donde menos disputa interna hay, simplemente porque está basado casi exclusivamente en la personalidad del candidato. El problema es que un mal resultado en esa elección, puede degradar aún mas sus posibilidades en la general.

«Hay números que son bisagra. Si Milei supera los veinte puntos en la primaria, posiblemente mantenga alguna chance de levantarse de cara a la general, especialmente si el candidato que quede en pie de Juntos por el Cambio comete algún error. Pero si sus números andan en 15% o menos, es posible que asistamos a un desplome dramático. No nos olvidemos que cada candidato que desilusionó en la PASO, se hizo pedazos después, en la general», explica un afamado analista de coyuntura electoral.

Lo que dice es cierto y comprobable con solamente observar los resultados electorales anteriores. Eduardo Duhalde en 2011, aparecía antes de las primarias, como el candidato con mayores chances de hacerle sombra a Cristina. Pero en las PASO, apenas obtuvo un 11% de los votos. Ante eso, el elector fugó hacia otras opciones y en la general no llegó al 5%. Lo mismo ocurrió con Francisco De Narváez en 2013, rondó el 10% en primarias y apenas tocó el 5% en la general, fugándose mas de la mitad de sus votos hacia Massa, que se mostró ganador.

Parece además, con pochas chances Milei de aprovechar un resultado que de todos modos lo convertiría en una poderosa tercera fuerza. Su espacio no parece tener cohesión interna y su proyecto, no es a largo plazo sino de coyuntura, para una elección. Por eso, al tiempo que fugan  sus votos, se escapan sus dirigentes que ya negocian con actores de Juntos para sumarse luego de la elección a lo que sería el bloque oficialista a partir del 10 de diciembre, de imponerse la oposición.