La foto de su última faena narco:así cayó el hermano menor del clan Castedo

0
108

Rodolfo “Johny” Castedo, hermano menor de “El Patrón del Norte”, fue registrado por los investigadores cuando se reunió con sus cómplices en un bar de Santiago del Estero. Lo detuvieron con 176 kilos de cocaína.

Rodolfo Darío “Johny” Castedo, de 38 años, es el menor de los seis hermanos de Delfín Castedo, el narco conocido como “El Patrón del Norte” y líder de una de las organizaciones con más peso en la zona de la frontera con Bolivia, con base en Salvador Mazza, en Salta.

Delfín -el jefe- está preso desde 2016 y al borde de una condena, pero el clan continúa activo. A mediados de junio último, como ya contó TN, Johny -el menor de los hermanos- fue detenido en un hotel residencial ubicado en la calle Alberdi, del barrio Centro de la “Cuna de Poetas y Cantores” de la ciudad de La Banda, en Santiago del Estero, junto a otros tres hombres.

En el procedimiento de Gendarmería, se incautaron, además, 176 kilos de cocaína que iban a abastecer a diferentes puntos de venta ubicados en barrios de la provincia de Catamarca.

Johny Castedo. Los investigadores encontraron esta foto con "dos narices" del hermano menor del clan (Foto: TN).
Johny Castedo. Los investigadores encontraron esta foto con «dos narices» del hermano menor del clan (Foto: TN).

El cargamento, según la investigación en la que intervieneel Juzgado Federal de Catamarca, a cargo del juez Miguel Ángel Contreras, había salido de Salvador Mazza, e involucraba a tres vehículos: dos actuaban de “punteros” verificando que no haya controles y el restante con la droga.

En la Banda, harían una parada para “enfriar la carga”, es decir, permanecer por algunas horas en ese lugar para confirmar que no los estaban siguiendo y, tal vez, cambiar de choferes.

El plan, sin embargo, tuvo un imprevisto: un desperfecto mecánico que demoró la operación. El hermano de “El Patrón del Norte” debió quedarse en la ciudad santiagueña más tiempo que el deseado. Eligió el “El Cid” para alojarse.

Intervenciones telefónicas y los nuevos movimientos de los investigados abrieron una puerta para arrestarlos en medio de la faena narco.

Antes de que cayera preso, el 13 de junio, “Johny” se reunió en el Bar “Milo” ubicado a la vuelta del hotel, con los tres hombres que lo acompañaban y formaban parte de la maniobra: Walter Castro, Ricardo Herrera y Carlos Ávila. Ese momento fue registrado por los detectives que lo seguían y esa es la imagen que retrata este artículo.

Dos días más tarde, los gendarmes allanaron un domicilio de la Banda en el que creían estaría la droga. No se equivocaron: en el doble fondo de una camioneta Toyota Hilux encontraron 181 paquetes rectangulares con cocaína de máxima pureza.

En 2012, “Johny” había sido detenido a 500 metros del límite con Bolivia. Le secuestraron armas de fuego, dólares y joyas de oro, cuando intentó tomar un destacamento policial de Alta Verde, en Salvador Mazza, a los tiros junto a un grupo de hombres.

Las causas narco contra los hermanos Castedo y su expansión hacia Bolivia

Lejos de apagarse la llama del clan Castedo con la detención del capo, la organización cuenta con capacidad financiera, de logística y de stock para abastecer no solo a distribuidores y bocas de expendio de las grandes urbes de la Argentina, sino que también son proveedores en el extranjero, según indicaron a TN fuentes del caso.

La banda se dedica al traslado de cargamentos de droga por tierra, principalmente hacia Buenos Aires, pasando por Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero y Catamarca.

En el país, la estructura dominó varios kilómetros de frontera con la posesión de las fincas El Aybal y el Pajeal, ubicadas sobre el límite de Bolivia, donde también tendrían influencia en la actualidad, con la propiedad de otras fincas.

Un indicio de esta expansión es la detención en 2019 de Mario Morfulis Herrera, esposo de Rosana Castedo, la única mujer de siete hermanos, en Yacuiba, Bolivia.

Junto a Delfín está siendo juzgado Raúl “Hula” Amadeo Castedo, otro de los hermanos. El debate, que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Federal N°1 de Salta y el fiscal federal Eduardo Villalba, está en la última etapa.

En la misma causa, están involucrados Rafael y Roberto “Avispón” Castedo, este último detenido en 2015 en Orán cuando trasladaba 100 kilos de cocaína.

El 10 de junio pasado fue condenado a tres años de prisión Bacel Castedo, hijo del narco, luego de ser detenido por conducir una camioneta Ford Ranger con pedido de secuestro y papeles falsificados.

El jefe del clan, por su lado, fue apresado en Ituzaingó -en el conurbano bonaerense- en julio de 2016, luego de permanecer diez años prófugo tras el crimen de Liliana Ledesma, una productora rural asesinada por denunciar al clan, el 21 de septiembre de 2006.