La fuerte pelea en Diputados complica al Gobierno de cara a fin de año y pone en jaque una ley clave para Massa

0
148

La relación entre oficialismo y oposición es la peor en mucho tiempo y puede trabar la agenda de aquí a fin de año. Qué proyectos se verían amenazados

La fuerte pelea en Diputados complica al Gobierno de cara a fin de año y pone en jaque una ley clave para Massa

La escandalosa pelea entre el oficialismo y la oposición en la Cámara de Diputados a partir del conflicto que rodea al Consejo de la Magistratura dejó planteado un escenario muy complicado para la aprobación de algunos proyectos de ley sensibles que están pendientes, como la reforma de la ley de lavado de dinero que puede ser clave para el ministro de Economía, Sergio Massa.

«Está todo roto», resumió una fuente del interbloque Juntos por el Cambio ante iProfesional minutos después de que esa bancada, junto al resto de la oposición, le quitara el quórum a la sesión preparatoria e impidiera la elección de las autoridades de la Cámara, donde Cecilia Moreau (Frente de Todos) iba a ser ratificada como presidenta.

Tanto en la oposición como en el oficialismo aseguran por estas horas que el clima es el peor en varios meses. El escándalo que se dio en la sesión posterior a la fallida preparatoria, que debió levantarse luego de que diputados de uno y otro espacio se enfrentaron a los gritos y casi terminan a los golpes en pleno recinto, ratificó ese cuadro de situación.

Las fuentes consultadas indicaron que en este contexto será muy difícil que la Cámara de Diputados vuelva a sesionar y pueda aprobar proyectos de ley complejos antes del 31 de diciembre, cuando finaliza la prórroga de sesiones ordinarias. «Al oficialismo le cuesta llegar al quórum sin la oposición y eso complica todo para adelante», deslizaron.

¿Por qué la pelea en Diputados complica al Gobierno?

El detonante de la pelea fue la decisión de Moreau de apelar el fallo del juez del juez Martín Cormick que había rechazado el nombramiento de la diputada radical Roxana Reyes en el Consejo de la Magistratura y, al mismo tiempo, suspender todas las designaciones para ese organismo, que ya habían sido acordadas y efectivizadas.

En Juntos por el Cambio sostienen que fue «ilegal» esa decisión y debe revertirse, pero en el Frente de Todos anticipan que la sostendrán, según supo este medio de fuentes parlamentarias. Sin un acuerdo en ese tema, el oficialismo necesitará del Interbloque Federal y de Provincias Unidas para tener el quórum de 129 presencias para sesionar.

La pelea en Diputados complica el tratamiento de algunos de los proyectos que el Gobierno tiene pendientes 

Sin embargo, esos bloques tampoco bajaron al recinto para la elección de autoridades de este jueves. Así, el oficialismo podría encontrar problemas para avanzar con su agenda de aquí a fin de año, donde hay temas que interesan al Poder Ejecutivo por sus implicancias económicas y que, para colmo, ya generaban controversia con la oposición.

Uno de esos proyectos que está pendiente es la nueva moratoria previsional. El presidente Alberto Fernández tuvo que prorrogar la que se venció en julio de este año a la espera de que el Congreso «sancione una nueva ley», algo que ahora parece más complicado de lo que ya estaba antes.

El otro es el proyecto para reformar la ley sobre prevención y persecución del lavado de activos y financiamiento del terrorismo. Este tema fue enviado hace meses por el Gobierno a la Cámara baja pero en las últimas semanas se volvió clave para Massa y porque guarda relación con el acuerdo de intercambio de información financiera con Estados Unidos cuya firma viene anunciando el ministro como un tema central para conseguir los dólares que la economía argentina tanto necesita. 

La importancia de la ley antilavado para Massa y el riesgo que plantea Diputados

Fernández envió el proyecto en junio pasado con el fin de adaptar la legislación argentina a los requerimientos del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) que el próximo año realizará una auditoría sobre el sector público y privado para evaluar la efectividad en la prevención del lavado de dinero.

Pero el tema se aceleró luego de que Massa encaminara la firma del acuerdo con Estados Unidos para que la AFIP reciba información sobre las cuentas de argentinos sin declarar que existan en ese país. Estiman que hay allí unos u$s100.000 millones y que la recaudación para la Argentina podría ser de u$s5.000 millones.

La firma del acuerdo estaba prevista para esta semana pero se demora. Según supo iProfesional, una de las razones sería que la potencia del norte espera que la Argentina tenga una legislación más contundente para la prevención del lavado de activos. Por es motivo en los últimos días el oficialismo apuró en las comisiones de Legislación General y de Finanzas el tratamiento del proyecto enviado por el Gobierno en junio.

La nueva ley antilavado podría trabarse por la pelea y complicar el acuerdo de Massa con Estados Unidos

Sin embargo, el dictamen para el proyecto se demoró porque hasta el momento no hubo acuerdo entre el oficialismo y la oposición. Esto es un problema para Massa y para el Gobierno en general porque ahora, la ruptura de las relaciones entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio dentro de la Cámara de Diputados complican todavía más la posibilidad de encontrar consenso.

El proyecto plantea varias modificaciones sensibles. Por ejemplo, agrega «al plexo de sujetos los proveedores de servicios virtuales en línea con los riesgos que representa la utilización de los activos virtuales», es decir que estarían sometidas a control anti lavado las criptomonedas. También incorpora a los abogados como sujetos obligados a reportar operaciones sospechosas.

Además, el proyecto le da mayor poder a la Unidad de Información Financiera (UIF), al convertirlo en un organismo descentralizado y darle la facultad de ser qurrellante en causas judiciales por lavado de activos. Pero para ser convertido en ley necesita tener dictamen, ser aprobado en el recinto de Diputados y luego tener la aprobación del Senado. Hoy parece casi imposible que se cumpla ese trámite antes del 31 de diciembre.

F:IProfesional