La incertidumbre política y económica pone en jaque a los comercios:denuncian caídas en las ventas y faltantes de productos

0
83

Por la escalada del dólar y la crisis interna del Gobierno las fábricas y grandes industrias suspendieron entregas, por lo que existe desabastecimiento y remarcación excesiva en algunos sectores.

El cimbronazo que produjo el cambio en la cartera económica y la disputa dentro del Frente de Todos, dispararon la preocupación de los sectores productivos, que dejaron de realizar envíos frente a la incertidumbre en el precio del dólar.

En ese contexto, el presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires (FABA), Fernando Savore, denunció que los mayoristas y proveedores aumentaron sus productos “entre el 10 y el 15%, tanto en comestibles, como en limpieza y perfumería”.

Lo que hace que escaseen en las góndolas productos de primera necesidad como el azúcar y el aceite. Por su parte, empresarios y cámaras de diferentes rubros reconocieron que el mercado se encuentra paralizado, y, hasta tanto haya mayores definiciones de la nueva ministra Silvina Batakis, la premisa es “guardarse”.

Están todos sin precios, la mayoría de las empresas no quieren cotizar. No saben a cuánto pueden reponer la mercadería. Hoy, las operaciones diarias de todo tipo están paralizadas”, sostienen desde el sector empresarial.

Por su parte, el presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Martín Rappallini expresó: “Deseamos que se normalice la situación financiera, estas inestabilidades cambiarias generan incertidumbre y distorsión en el precio de los insumos necesarios para la producción. Las PyMEs están vendiendo productos sin saber si los van a poder reponer”.

Si esta situación se prolonga, vamos a ver un impacto directo en el empleo”, advirtió el empresario industrial. Claro está que la situación tiende a empeorar, si el mercado financiero no se estabiliza en los próximos días, lo que generará un desabastecimiento generalizado.

Por el lado de los supermercadistas chinos, Yolanda Durán explicó que “con el dólar a $280 como llegó el lunes, los mayoristas y los agroalimentarios quieren vendernos a la cotización el dólar blue. Pero nosotros cobramos en pesos y ante tamaña extorsión no tenemos mucha capacidad de resistencia porque cuando se nos termina el stock de mercadería tenemos que ir a comprar para reponer”.

Además, la representante del sector sostuvo que hay una fuerte caída del consumo, que se aceleró en los últimos tres meses, “hay un parate económico muy grande. Es más, la economía está parada. Los negocios están vacíos”.