La increíble historia del “hacker??” que ganó USD 360.000 en unos pocos segundos cumpliendo todas las reglas

0
89

Son conocidos los casos de éxito y nuevas fortunas en el mundo de las Criptomonedas, desde la irrupción de Bitcoin en 2009. Desde un valor inicial de USD 50, Bitcoin llegó a los USd 20.000 en Diciembre de 2017, y con altibajos se ubica hoy en los USD 10.000. En los primeros años, el símbolo de éxito en Bitcoin eran los #lambo`s (la designación informal que se le dio en las redes a los Lamborghini que se compraban los adolescentes -mayormente en USA- con sus millones ganados con Bitcoin).

Pero el ecosistema de Criptomonedas se agrandó mucho desde entones. Quizás la adición más relevante ha sido Ethereum. También sustentado sobre Blockchain, pero a diferencia de Bitcoin que hoy primordialmente es una herramienta de reserva de valor (y especulación, en el buen sentido del término). Ethereum fue concebido como una computadora global descentralizada. Su objetivo es el de facilitar la existencia y proliferación de contratos inteligentes. Y para sustentar todas las operaciones en la Blockchain tiene su propia Criptomoneda que es Ether (ETH).

Los contratos inteligentes son básicamente programas de computación, que ejecutan órdenes si se dan ciertas circunstancias que el propio programa determina. Esto puede servir para transferir valor, propiedades, derechos, obligaciones, etc etc. Virtualmente toda la actividad económica actual podría correr sobre contratos inteligentes (…y en un futuro no muy lejano, gran parte lo hará). Por ejemplo, los bienes registrables podrán cambiar de titularidad automáticamente cuando se registra el pago, sin necesidad de ningún otro trámite.

Todo este nuevo ecosistema ha favorecido además el crecimiento de “Exchanges” que son como bolsas de comercio virtuales en donde se compran y venden Criptomonedas. Al mismo tiempo, estos Exchanges comenzaron a habilitar operaciones con derivados de Criptomonedas, al igual que en el sistema financiero tradicional. Los más importantes, mueven volúmenes de dinero que son varias veces más grandes que la operatoria de nuestro mercado financiero total. Los 20 Exchanges más grandes, al día de hoy operan en promedio 2.500 millones de dólares por día -cada uno.(fig 1: Fuente: coinmarketcap.com)

La noticia del sábado: el #flashloan y cómo ganar USD 360.000 en segundos con riesgo 0

El sábado 14 de febrero de 2020, el “círculo rojo” del ambiente de las Criptomonedas amaneció con un mini conmoción en las redes, por una operación que hizo suspender la operatoria -y de hecho puso en peligro la continuidad de un exchange pequeño llamado Fulcrum. Cuando se empezaron a ver más profundamente las causas, se pudo explicar el fenómeno en un contrato inteligente ejecutado por un usuario, mal llamado hacker, ya que toda la operatoria está dentro de las reglas del sistema. Es decir no se violó ni alteró ningún pedazo de código ni ninguna blockchain. En escencia no se “hackeó” nada.

Intentaremos plantearlo de la manera más simple posible, con algunas simplificaciones. El usuario programó un contrato inteligente (ver imagen 2) en el cual se instruyen las siguientes operaciones:

1. Sacar un flashloan Alfredo B. Roisenzvit de 10.000 ETH en la Plataforma DyDx (es un préstamo garantizado de devolución instantánea) que se usa para exchanges menos líquidos que los tradicionales. Finalmente se garantiza el préstamo con USD y se devuelve a los pocos segundos (pero en el medio se hacen varias operaciones financieras que generan la ganancia)

2. Dividir el préstamo en 2 partes de 5k ETH. Con eso hacer una estrategia típica y vieja en el mercado tradicional que se llama corto/largo. Esto es empaquetar en Compound el valor equivalente en ese momento en Bitcoin (112 BTC) en cada mitad, con un derivado a la baja en uno y otro a la suba en el otro.

3. Con el derivado largo (a la suba) ponerlo en un exchange de baja liquidez para que con el alto monto de oferta fuerce una baja momentánea en la cotización (todo ejecutado por bots y en el acto)

4. Y con el derivado corto (a la baja) embolsar las ganancias por la baja en la cotización.

5. Devolver el préstamo inicial y quedarse con la diferencia

Imagen 2: El Contrato Inteligente. Fuente: Trustnodes

Resultado: Con un costo transaccional por todas las operaciones de USD 8,71 la diferencia embolsada fue de USD 360.000.

Como se puede ver en la transacción (click) en la Blochain de Ethereum, todas las operaciones fueron instantáneas, en el mismo contrato inteligente, y al ser todas registradas en la blockchain son todas visibles, y al ser los exchanges open source, el contrato solo se empieza a ejecutar si se pueden cerrar todas las operaciones en el mismo, por lo que no hay riesgo de que la operación tenga un resultado final diferente al esperado.

Ya existe por supuesto un fuerte debate respecto de si esto es ético, legal, inmoral, o si sirve o no para el crecimiento del ecosistema. Más allá de las diversas opiniones que proliferan en las redes sociales, es una “avivada” o una “genialidad” de una persona o grupo de personas que supo explotar las debilidades naturales de un sistema en crecimiento rápido y constante. Esta metodología exacta no se volverá a repetir, porque el ecosistema aprende constantemente de estos episodios. Pero estamos seguros que otras similares seguirán ocurriendo, y seguirán siendo la base por un lado de pequeñas fortunas para los que más saben manejar las herramientas, y dolorosas experiencias de aprendizaje para los que favorecen el crecimiento de la economía del futuro