La Justicia desestimó la denuncia de lavado de dinero en contra de Enjasa

0
163

El fuero federal de Salta demoró ocho años en disponer archivo de las actuaciones por falta de pruebas. El extemporáneo fallo, que salió tras el laudo del Ciadi, señala que “no existen indicios suficientes para comenzar una investigación”.

La Justicia desestimó la denuncia de lavado de dinero en contra de Enjasa

Carlos Parodi, Sergio Mendoza y otros funcionarios provinciales, cuando se anunció la revocación de la licencia de Enjasa en 2013.

Justicia que llega tarde no es justicia, y Salta acaba de sumar otra confirmación de ese axioma. Con un escueto fallo, de solo siete carillas, la Justicia Federal desestimó la denuncia que promovió el gobierno de Juan Manuel Urtubey en 2013 contra Enjasa, por supuesto lavado de dinero, y ordenó el archivo de las actuaciones al no poder determinar la existencia del ilícito que se atribuyó a Casinos Austria hace ocho años para quitarle la licencia de los juegos de azar.

El pasado 5 de noviembre, un tribunal arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) determinó que la revocación de la licencia de Enjasa fue un acto «abusivo y arbitrario» con el que Casinos Austria sufrió una «expropiación ilegal», por lo que condenó a Argentina a indemnizar al grupo empresario austríaco con una suma que asciende hoy a 36 millones de dólares, con intereses, costas y honorarios.

Si bien el demandando es el Estado argentino, por la violación del tratado bilateral de promoción y protección de inversiones que nuestro país firmó con Austria en 1992, el monto de reparación económica será descontado de la coparticipación federal de la Provincia.

En extenso laudo del Ciadi, la denuncia por lavado fue asociada a una maniobra que destruyó las inversiones de Casinos Austria con una «expropiación ilegal». De acuerdo con el pronunciamiento mayoritario del tribunal arbitral, para sacar a Enjasa del negocio el Gobierno salteño urdió un plan en el que Video Drome, firma subsidiaria del grupo Casino MAC Group, del zar del juego cordobés Miguel Angel Caruso, tuvo un «papel predominante».

El primer paso del plan descripto en el laudo fue una nota que Caruso presentó en noviembre de 2012 al entonces presidente del Ente Regulador del Juego (Enreja), Sergio Mendoza, proponiendo el pago de un canon mayor al que pagaba hasta ese momento Enjasa si la Provincia cortaba la licencia exclusiva por 30 años que Casinos Austria tenía adjudicada desde 1999 a través de una licitación pública internacional.

Con la revocación de la licencia Caruso se quedó con los casinos más rentables de la provincia y Cristóbal López con la Tómbola y otros juegos lotéricos. Las salas con menor volumen de juego se repartieron entre otras operadoras. En este contexto se conoció en los últimos días el fallo con el que el Juzgado Federal Nº2 de Salta desestimó la denuncia por lavado que motorizó Mendoza desde el Enreja, en el marco de la revocación decretada sobre la licencia de Enjasa el 13 de agosto de 2013, y dispuso el archivo de las actuaciones.

El fallo fue firmado por la jueza federal Mariela Alejandra Giménez el pasado 7 de noviembre, dos días después de que el Ciadi emitiera su laudo.

Giménez cubre la subrogancia de Miguel Medina, juez que presentó su renuncia al presidente Alberto Fernández a comienzos de año para acogerse a la jubilación.

La resolución de la magistrada, que se notificó el pasado viernes 12, reseña que la denuncia presentada por Mendoza, un exfuncionario muy cercano a Facundo Urtubey, recayó inicialmente en el Juzgado de Garantías 8 de Salta, que se declaró incompetente para intervenir en las actuaciones en virtud de la materia federal del delito adjudicado a Casinos Austria.

En el fallo, la jueza remarcó que «en el lavado de dinero se habla de tres etapas: la colocación, la decantación o estratificación, y por último la integración en la cual se incorpora el dinero formalmente al circuito económico aparentando ser de origen legal». La magistrada, al igual que la Fiscalía que intervino, concluyó que «ninguno de esos aspectos ha podido identificarse y comprobarse», por lo cual se ordenó el archivo de las actuaciones, «toda vez que no existen indicios suficientes para comenzar una investigación».

  Gustavo Anselmi

“La revocación fue un acuerdo de una banda de forajidos”

Días atrás, ante FM Profesional, el exgerente general de Enjasa, Gustavo Anselmi, denunció que la acusación de lavado de dinero que presentó el Enreja fue parte de un montaje armado para sacarle la licencia de modo abusivo y arbitrario. 
“Acá lo que hubo fue abusivo y arbitrario del Estado, con un acuerdo con un particular y una banda de forajidos encabezados por Juan Manuel y Facundo Urtubey, el contador Carlos Parodi, el señor Sergio Mendoza y el empresario cordobés Miguel Angel Caruso”, sostuvo Anselmi desde Uruguay, donde se desempeña actualmente como director general de Casinos del Estado.
En la entrevista con el periodista y diputado nacional Martín Grande, el exgerente de Enjasa afirmó que el padre de Parodi, quien ocupó los cargos de ministro de Economía y jefe de Gabinente de la Provincia entre 2007 y 2017, “era el contador de Miguel Angel Caruso”, el zar del juego cordobés, que con la firma Video Drome se quedó con los casinos más rentables de Salta a través de una contratación directa.
Anselmi desmintió a Juan Manuel Urtubey sobre las cifras que expuso luego de conocerse el laudo del Ciadi, respecto al canon que pagaba Casinos Austria Internacional (Enjasa) a la Provincia cuando le sacaron la concesión exclusiva por 30 años que tenía en Salta desde 1999 por una licitación publica internacional. “Las cifras que escuché del exgobernador son mentiras de punta a punta. Enjasa no pagaba US$ 1.500.000. Primero que los canones se pagaban en pesos y en el momento en que nos quitaron la licencia pagaba más de US$5 millones”, remarcó Anselmi.
“Es cierto que cuando nos quitaron el permiso, a quienes se les entregó el nuevo, sin licitación, por adjudicación directa y sin ningún tema de inversión, le subieron el canon, pero no se lo triplicaron como dijo él (por Urtubey). Eso es una mentira absurda y de ninguna manera pagan US$ 15 millones por año en este momento, de ninguna manera”, afirmó Anselmi.

La causa invocada

Tras conocerse el laudo arbitral del Ciadi manifestó en declaraciones periodísticas que la decisión de sacarle la licencia a Enjasa se tomó porque no se llegó a un acuerdo con Casinos Austria para subir el canon, que en 2013 estaba fijado en un 15% para los juegos lotéricos y en un 16% para los de salas. En este punto, el exgerente de Enjasa, Gustavo Anselmi, también desmintió a Urtubey. “Nunca la Provincia le planteó a Enjasa aumentar el canon cuando nos quitaron la licencia. Probablemente si lo hubiesen planteado lo habríamos discutido. Pero nunca fue ese el argumento. Los argumentos fueron incumplimientos y lavado de dinero en la parte formal”, aclaró.

f: El Tribuno