La Justicia rechazó la excarcelación del exjuez Walter Bento en la causa que lo investiga por corrupción

0
97

El Tribunal Oral 2 de Mendoza rechazó la recusación presentada por los abogados defensores del exmagistrado. Se espera que el juicio oral se reanude este miércoles.

La situación del exjuez federal de Mendoza, Walter Bento, se complica aún más tras la reciente decisión judicial que rechaza su pedido de excarcelación. Bento, acusado de liderar una asociación ilícita para solicitar coimas y beneficiar a acusados en casos bajo su jurisdicción, enfrenta cargos graves de mal desempeño de sus funciones y posible comisión de otros delitos.

La defensa de Bento buscaba su liberación argumentando que el proceso de desafuero no estaba consolidado y que la Corte Suprema todavía podría intervenir para revocar la decisión del juicio político. 

Sin embargo, el Tribunal Oral Federal II, compuesto por Gretel Diamante, María Carolina Pereira y Eliana Rattá Rivas, mantuvo firme la detención del exmagistrado, quien se encuentra recluido en la cárcel federal de Almafuerte de Mendoza desde el 8 de noviembre.

Esta resolución surge a pesar de un fallo previo de la Cámara Federal de Casación Penal, el jueves pasado, que había dictaminado a favor de revisar la situación de Bento, en un dictamen dividido. A favor votaron los camaristas Carlos Mahiques y Javier Carbajo; y, en contra, Gustavo Hornos.

Ante esta situación, los jueces de Casación ordenaron que el Tribunal dicte una nueva resolución. “Casar y anular la resolución impugnada, para dictar un nuevo pronunciamiento”, dice el fallo.

No obstante, este lunes, las juezas reafirmaron la legalidad de la detención y criticaron el uso de la recusación como estrategia para intentar apartar a los jueces del caso. “Se ha transformado en un medio espurio para apartar a los/las jueces/as naturales, en la medida de su conveniencia, lo que no se puede permitir”, manifestaron.

El juicio oral se reanudará próximamente, el miércoles en el edificio de tribunales federales, ubicado en la intersección de España y Pedro Molina, de la ciudad de Mendoza.

El proceso contra Bento, quien es señalado como cabecilla de una red corrupta que interfería en las resoluciones judiciales a cambio de sobornos, resalta serias acusaciones de corrupción y manipulación dentro del sistema judicial. 

El jurado de enjuiciamiento que ordenó su detención determinó que “quedó acreditado que desde que (Bento) comenzó a ser investigado realizó diferentes maniobras para el entorpecimiento de la investigación, obtuvo inescrupulosamente un crédito hipotecario para vivienda única teniendo otras propiedades, omitió incluir información patrimonial, vendió un inmueble sin declarar que era persona con cargo público, entre otras irregularidades”.