La nueva tendencia entre algunas jóvenes españolas: dejarse la barba

0
80
Empezó por el «hartazgo» de dos mujeres que sufren una enfermedad llamada hirsutismo, enfermedad que produce el crecimiento del vello facial

Mar Llop de 31 años y Cristina Almirall, de 24, estaban cansadas de ocultarlo y decidieron emprender esta iniciativa.

“Por presión de mi madre y del entorno decidí depilarme. Durante el tiempo que no tenía, vivía feliz, hasta que volvían a aparecer”, contó Almirall en declaraciones al diario La Vanguardia. Como esto le generaba frustración, decidió probar con otras técnicas como el láser. “Hay momentos en que pienso, ‘¡qué terrible! ¿Por qué me salen a mí?’. Pero otros días ni los noto”, agregó.

En ese marco manifestó: “Me preguntan por qué me salen, y yo se lo explico. Con los adultos es más difícil porque no se atreven a preguntar o porque creen que lo estás pasando fatal. Yo prefiero que pregunten, de hecho me gusta explicarlo”.

Por su parte Llop relató: “En invierno, iba con bufanda para tapármela. Se acabó, ya no me afeito más y a ver qué pasa”.

Enfermedad. El crecimiento excesivo de vello en algunas zonas se conoce como hirsutismo. Ante eso, argumentó: “Estamos totalmente en contra de esta enfermedad. Es una patología de la belleza totalmente patriarcal que sólo afecta a mujeres porque tienen pelo donde sólo los hombres pueden tener”.

Llop reconoce que fue víctima de incomprensión de otras personas y recordó la ocasión en la que decidió enfrentar a dos chicas que hablaban de ella en el colectivo. “Les dije que estaba escuchando lo que decían y que no estaba bien hablar de los otros de esa manera”, señaló al tiempo que contó que las dos jóvenes le pidieron disculpas y le dijeron que realmente no les importaba si tenía o no pelos en la cara.

Ambas decidieron movilizarse para reunir a mujeres con barba con la idea de exponer sus problemas y buscar apoyo. En noviembre tuvieron el primer encuentro en Barcelona. “Fue muy bien, éramos unas 15 mujeres”, contaron. Ahora, tienen una segunda reunión confirmada el 17 de febrero en la ciudad catalana y proyectan poder expandirlo en otros lugares. “Nos han contactado muchas mujeres, de Mallorca, de Argentina… Hay más de las que nos pensamos”, cerraron.