La nueva vida de Amado Boudou: consejos a funcionarios K e ingresos por $600.000 mensuales

0
221

Un condenado por corrupción

En libertad condicional, el ex vicepresidente se mueve sin restricciones y quiere poner una consultora económica. Quiénes lo frecuentan y sus críticas a Guzmán.

Amado Boudou sale de la casa en la que vive en Avellaneda tras recuperar la libertad. Foto Juan Manuel Foglia.

Dice que su intención es «retomar la profesión como economista» y «conformar, junto a otros colegas afines, una consultoría que pueda brindar asesoramiento en materia de economía y finanzas». Según su entorno, habla con todos, en especial, con dirigentes y funcionarios ligados al kirchnerismo. Con muchos de ellos, lo hace con frecuencia. No pretende volver a la función pública, al menos por ahora. Pero sí instruyó a sus abogados para que se presenten en la Justicia a discutir la condena que lo llevó a la cárcel, y por la que ahora fue beneficiado con la libertad condicional, y para voltear la inhabilitación que le impide ejercer cargos públicos.

Amado Boudou quiere revancha. Beneficiado hacia fines de julio por el juez Ricardo Basílico, que hizo lugar a un pedido de la defensa y le otorgó la libertad condicional al cumplirse dos tercios de la condena por el caso Ciccone, el ex vicepresidente busca posicionarse como un referente de consulta de la política económica del Frente de Todos, mientras rearma su vida pública y familiar.

Boudou fue detenido en noviembre del 2017 por orden del juez Ariel Lijo que lo investigaba entonces por enriquecimiento ilícito junto a su socio e íntimo amigo José María Núñez Carmona.

Menos de un año después, en agosto del 2018, fue condenado a cinco años y diez meses por coimas y negociaciones incompatibles con la función pública por apoderarse de la empresa Ciccone. En diciembre del año pasado, después del aval de la cámara de Casación, fue la Corte Suprema la que confirmó su condena. Cristina Kirchner lo sintió como un antecedente peligroso para su propio prontuario. Después de eso, fue todo beneficio: ya en prisión domiciliaria, Boudou consiguió primero una reducción de once meses en la pena por «estímulo educativo». Al final, quedó en libertad.

El frente de la casa de Amado Boudou en Avellaneda. Foto Fernando de la Orden.

El frente de la casa de Amado Boudou en Avellaneda. Foto Fernando de la Orden.

El ex ministro vive ahora con $600.000 mensuales, los ingresos que percibe por su pensión de vicepresidente, el salario de su pareja y el alquiler del departamento de Puerto Madero, según surge de la entrevista que le realizaron los funcionarios judiciales -a la que accedió este diario- una vez que quedó libre. Vive con su familia en un chalet de tres plantas en Avellaneda que alquila todos los meses y que consiguió por su vínculo con el ministro Jorge Ferraresi, el hombre fuerte de ese distrito.

El ex vicepresidente todavía cursa la licenciatura en Historia que empezó durante su detención en la universidad de Avellaneda. 

Con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, del riñón de Cristina Kirchner, Boudou tuvo siempre una relación estrecha. Es que el kirchnerismo duro siempre le valoró su lealtad al proyecto, aún en los peores momentos de su derrotero carcelario.

Amado Boudou, descalzo, en su casa de Avellaneda donde cumplió su arresto domiciliario. Ahora se mueve sin restricciones. Foto Juan Manuel Foglia.

Amado Boudou, descalzo, en su casa de Avellaneda donde cumplió su arresto domiciliario. Ahora se mueve sin restricciones. Foto Juan Manuel Foglia.

Facundo Tignanelli, diputado provincial y mano derecha de Máximo Kirchner en el proyecto camporista bonaerense, lo visitó por ejemplo en su momento en la cárcel de Ezeiza. Una señal del apoyo contundente de la agrupación liderada por el jefe del bloque del Frente de Todos en la Cámara baja.

Ahora, sin tobillera electrónica, con la condición de informar domicilio cada tanto y pedir permiso para salir del país, Boudou aconseja seguido a diferentes cuadros del camporismo. Luana Volnovich y Fernanda Raverta, al frente del PAMI y de la ANSES, respectivamente, son dos de ellas.

Juan Zabaleta, el intendente de Hurlingham que está a horas de asumir en el Ministerio de Desarrollo Social, es otro de los que siempre conservó el vínculo. En especial, en los peores momentos. Trabajaron juntos en la ANSES: Zabaleta, dicen, renegó de entrada con el rol comercial de Núñez Carmona.

El parque y la pileta de la casa en Avellaneda donde cumplió prisión domiciliaria Amado Boudou.

El parque y la pileta de la casa en Avellaneda donde cumplió prisión domiciliaria Amado Boudou.

Boudou interactúa al menos dos veces por semana en reuniones virtuales con cientos de militantes y consultores del oficialismo como Artemio López en los que baja su pensamiento político y económico.

El ex vicepresidente es crítico del programa económico de la Casa Rosada que impulsa Martín Guzmán, un funcionario cuya gestión es analizada con recelo por el kirchnerismo.

El ex ministro de Economía y Alberto Fernández nunca congeniaron. La historia cuenta, de hecho, que el Presidente le objetó a Cristina Kirchner en su momento, en su rol de jefe de Gabinete, al nombramiento de Boudou al frente de la ANSES tras la partida de Sergio Massa.

Los autos de Amado Boudou. Adentro, el Audi que tiene desde que era funcionario. Foto: Luciano Thieberger.

Los autos de Amado Boudou. Adentro, el Audi que tiene desde que era funcionario. Foto: Luciano Thieberger.

Fuentes oficiales dan cuenta de que el año pasado, cuando la Corte dejó firme su condena por Ciccone, el jefe de Estado se molestó con Santiago Cafiero, que defendió al ex funcionario desde su cuenta de Twitter. Boudou apuesta por el proyecto del Frente de Todos. Como Cristina Kirchner, cree que la unidad es beneficiosa para sus intereses, a pesar de las tensiones internas.  

f:Clarín