miércoles, mayo 29

La OMS declaró el fin de la emergencia sanitaria internacional por la viruela del mono

0
138

Lo hizo a través de su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien tras reunirse con expertos levantó la alerta sobre más de cien países

Novedades importantes: la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la viruela del mono ya no es una emergencia sanitaria mundial.

De esta forma, le puso fin a una alerta de casi un año por la enfermedad que dio lugar a casos confirmados en 111 países.

Desde principios de 2022 hasta el 8 de mayo de este año, se confirmaron más de 87.000 casos de esta dolencia en todo el mundo, según el último informe de la entidad y la misma provocó la muerte de 140 personas.

La decisión fue anunciada en rueda de prensa por el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, un día después de que se reuniera el Comité de Emergencia que analizaba trimestralmente la situación del brote, cuyos casos se han reducido un 90% en los tres últimos meses.

Tedros celebró la “tendencia a la baja” de los casos de viruela del mono globalmente, pero aclaró que el virus sigue afectando a comunidades en todas las regiones, incluyendo África, “donde la transmisión todavía no se entiende bien” y manifestó que los contagios relacionados con los viajes también representan un riesgo.

En mayo de 2022, se empezaron a registrar brotes de viruela del mono en Europa y los Estados Unidos, fuera de la decena de países de África central y del oeste donde la enfermedad era endémica desde hacía un tiempo.

Según expresó Tedros, se dieron casi 90% de casos menos durante los últimos tres meses, en comparación con los tres meses anteriores.

¿Qué es la viruela del mono?

La enfermedad se caracteriza por unas erupciones cutáneas que pueden aparecer en los órganos genitales o en la boca, mientras que además puede generar fiebre, dolor en la garganta o a nivel de los ganglios linfáticos.

Esta dolencia se transmite mediante el contacto estrecho con personas o animales contagiados, así como por medio de objetos contaminados por el paciente como prendas de vestir o ropa de cama.