miércoles, diciembre 2

La policía de Gerardo Zamora perseguía a una mujer por “circular fuera de horario” y murió en un accidente de tránsito

0
197
Ocurrió en Añatuya. Se recrudece el estado policial en Santiago del Estero Una joven de 19 años, identificada como Clara Bravo, murió anoche en la localidad santiagueña de Añatuya cuando circulaba en su motocicleta con un acompañante por “fuera del horario permitido”, según denunciaron testigos del hecho. El trágico accidente se habría desencadenado en medio de un persecución policial, con el objetivo de escapar de los controles de circulación sanitarios establecidos en el marco de las medidas preventivas contra el coronavirus.

El fatal desenlace provocó la indignación de la comunidad, que se movilizó hoy ante la sede del municipio para protestar contra lo ocurrido. Las autoridades locales habían impuesto la restricción para transitar por las calles entre las 7 y las 14 en medio del aumento de contagios por COVID-19.

El choque se produjo a la medianoche del viernes, cuando el conductor transitaba sobre la avenida Dumas, casi Alem, a la altura del barrio Obrero de Añatuya. La pareja huía de un uniformado que los seguía.

La motocicleta impactó sobre un montículo de escombros, el conductor perdió el control y los dos ocupantes salieron despedidos. El cuerpo de Bravo fue lanzado contra un acoplado, con un golpe que le ocasionó su muerte instantánea, informó el diario El Liberal.

Clara Bravo tenía 19 años y estaba embarazada

Los peritos corroboraron que la mujer presentaba un embarazo. En el marco de la investigación -a cargo de las fiscales Andrea Darwich y Emilia Ganem- se ordenó una autopsia antes de que el cuerpo sea entregado a sus familiares para la inhumación. La causa quedó caratulada como “doble homicidio culposo en accidente de tránsito”.

Su acompañante se encontraría fuera de peligro, reportó el sitio Visión Santiago. En la zona del accidente trabajaron efectivos policiales, personal de Criminalística y jefes policiales del operativo de aislamiento de la ciudad.

La tensión en Añatuya ya estaba instalada antes del siniestro. Los cientos se manifestantes que salieron a las calles apuntaron no solo por el esclarecimiento de la muerte de la joven, sino contra la gestión sanitaria y policial del gobernador, Gerardo Zamora, en la ciudad. Este sábado se cumplían 14 días de aislamiento obligatorio decretados por el mandatario provincial.

“La protesta en Añatuya por la muerte de Clara Bravo y la indignación por lo que le sucedió a Abigail son dos expresiones del cansancio del pueblo santiagueño con el manejo feudal de los Zamora. Años de silencio y maltrato a su gente, el pueblo salió a decirles “basta”, publicó hoy en su cuenta de Twitter la presidenta del PRO, Patricia Bullrich.

La mención de la ex ministra de Seguridad hace referencia al escandaloso caso de la niña que regresaba junto a sus padres, Carmen y Diego, de Tucumán luego de que la menor se sometió a un tratamiento oncológico. El padre, Diego Jiménez, explicó que las autoridades policiales los retuvieron en la frontera de Santiago del Estero, por lo que decidió cruzarla y llevarla en sus brazos.

Por su parte, el gobierno de Santiago del Estero salió a desmentir la versión del padre.

El hombre no quiso esperar la autorización del Comité de Emergencia y se largó a cruzar el control caminando. Caminó 70 metros y se sentó en el banco de un kiosco“, aseguró el ministro de Gobierno, Marcelo Barbur.

Otro caso recordado en la provincia es el de Franco Isorni, fallecido en agosto en la ciudad capital durante una presunta persecución policial cuando circulaba en horario restringido. Desde que se instauró la cuarentena, en la provincia denuncian recurrentes abusos policiales.