La sobrina de Maqueda quedó al borde del procesamiento por irregularidades en la Obra Social

0
99

María Guadalupe Burgos, de 42 años, estaba a cargo de los millonarios pagos que realizaba la Obra Social durante la etapa del hoy ex director Aldo Tonón y reconoció ante la Justicia que no contaba con experiencia en el rubro ni con carrera académica que respaldara la responsabilidad que pesaba sobre sus espaldas

María Guadalupe Burgos es una persona muy cercana a la familia del juez de la Corte Suprema Juan Carlos Maqueda. Si bien no lleva la misma sangre, Burgos es considerada por el cortesano como una sobrina y esta confianza llevó a que en 2005 la joven desembarcara en el área de liquidaciones y manejo de caja, un terreno muy sensible de la Obra Social del Poder Judicial de la Nación.

El pasado 7 de abril, la mujer fue citada a declarar en la investigación promovida por el gremio de judiciales, que denunció irregularidades en la contratación de tres empresas cuyas licitaciones por contratos multimillonarios están hoy bajo sospecha de la Justicia.

En su declaración, Burgos reconoció que, desde el 2005, estuvo a cargo de la confección de los cheques y de los pagos que le ordenaba directamente Aldo Tonón, médico personal y persona de confianza de Maqueda, que llegó a la conducción de la Obra Social a partir de una venia del juez. Según la declaración a la que tuvo acceso exclusivo NEXOFIN, Burgos reconoció que no existía ningún tipo de control interno sobre los pagos.

Además, contó que llegó a ocupar ese cargo en la Tesorería pese a no contar con ningún título profesional habilitante, y reveló que su nombramiento no fue aprobado por ninguna acordada de la Corte. “Es normal que una persona sin título maneje una caja si se trata de un comercio o un pequeño emprendimiento, pero estamos hablando de una obra social con presupuestos mensuales de más de 1.000 millones de pesos”, advirtieron a NEXOFIN desde adentro de la Obra Social.

Las fechas coinciden: Maqueda tomó poder de la Obra Social en 2005 y ese mismo año llegó a su cargo su sobrina. Durante los años, pasó por diferentes sectores clave: primero pasó por mesa de entradas, luego fue a Tesorería, más tarde al área de facturaciones y, finalmente, regresó a Tesorería. Actualmente, al manejar la Tesorería, tiene el equivalente al cargo de un Prosecretario Jefe, que es el máximo escalafón que una persona sin estudios puede alcanzar en el Poder Judicial.

Al declarar ante la Justicia, Burgos dejó ver los hilos de los desmanejos internos. Ante las consultas judiciales, explicó que a ella le mandaban una directiva -ya sea para el pago de honorarios a médicos, reintegros a afiliados o pagos millonarios a prestadores- y ella entregaba el dinero y luego recibía un comprobante. Se trata de un proceso primitivo y sin posibilidad de control alguno, más aún tratándose de una obra social que mueve más de  1.000 millones de pesos al mes.

Del expediente, además, surgen los vínculos de Maqueda con el manejo de la Obra Social. Tonón llegó de su mano al cargo de Director y mantuvo ese puesto durante 15 años hasta que estalló el escándalo revelado por NEXOFIN. Pero el caso de Burgos -que cobra cerca de 400.000 pesos mensuales por su cargo equivalente a Prosecretaria Jefe en la Obra Social- no es el único. Maqueda también ubicó a familiares en otros sitiales destacados de la Justicia.

Tal es el caso de la hermana de María Guadalupe Burgos. María Candelaria Burgos trabaja en la Secretaría de la Corte y cobra aproximadamente 500.000 pesos al mes. En esa misma secretaría trabaja el Doctor Navarro, quien fue letrado de Maqueda. El esposo de María también trabaja en la Corte, al igual que la madre. Martita, secretaria de Maqueda también fue directora de la Obra Social, y Maribe Bonucelli, secretaria actual del cortesano, también tuvo su paso por la Obra Social.

Tal como reveló este sitio semanas atrás a partir de fuentes judiciales, el interés de Maqueda por dar por cerrado el caso lo llevó a enviar emisarios para que la investigación no alcance a sus más cercanos.

f: Nexofin