La Superliga Europea duró 48 horas: los motivos de su caída

0
171

Manchester City, Liverpool, Tottenham, Manchester United, Arsenal y Chelsea renunciaron ante la presión del arco deportivo e institucional.

La Superliga Europea duró 48 horas: los motivos de su caída
La Superliga Europea duró 48 horas: los motivos de su caída

Finalmente la Superliga Europea no verá la luz. A solo 48 horas de su creación, la mitad de sus integrantes, los seis clubes ingleses, resolvieron bajarse de esa iniciativa ante la presión de todo el arco deportivo e institucional del mundo entero.

La noticia de su creación causó un auténtico terremoto en el fútbol de Europa, dado que provocó el rechazo rápido de la FIFA, la UEFA, federaciones y ligas nacionales e incluso autoridades de Estado.

El objetivo era crear un torneo fuera de las competiciones locales y las continentales que son manejadas por los entes reguladores del fútbol profesional bajo el argumento de que la pandemia de coronavirus generó “inestabilidad económica” para sus equipos.

Milán, Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, FC. Barcelona, Inter de Milán, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y Tottenham Hotspur eran la docena de equipos que se adhirieron a la iniciativa.

Sin embargo, 48 más tarde, Manchester City, Liverpool, Tottenham, Manchester United, Arsenal y Chelsea informaron oficialmente que no participarán.

La oposición fue tal que hasta el propio papa Francisco se opuso a la movida. Incluso los hinchas alzaron la voz para decir que no se sentían representados por sus propios clubes, tal como lo demostraron los del Chelsea, uno de los seis ingleses que formaron parte de este ahora trunco proyecto.

Manchester City fue el primero en hacer oficial su decisión a través de un comunicado difundido en sus redes sociales. Y mientras Barcelona terminaba de definir su postura, Milan, de Italia, también consumó su abandono, dejando solamente al cuarteto integrado por los españoles Real Madríd y Atlético de Madrid y a los otros dos italianos, Juventus e Inter.

Uno de los españoles que influyó en la decisión fue el español Gerard Piqué, un emblema barcelonista, que se lanzó en sus redes sociales contra esta iniciativa y apuntó contra el presiente del Real Madrid, Florentino Pérez.

Josep Guardiola, por su parte, sostuvo que un “deporte deja de ser deporte cuando la relación entre el esfuerzo y el éxito no existe. No es un deporte si el éxito ya está garantizado de antemano, y da lo mismo que ganes o pierdas”.

Incluso el premier británico, Boris Johnson, condenó este proyecto de la Superliga Europea, algo que destacaron la mayoría de los más importantes medios europeos.

La renuncia del empresario estadounidense Joel Glazer, que había sido designado vicepresidente primero de la Superliga, por detrás del titular, Florentino Pérez, y por delante del vice segundo, Andrea Agnelli, de la Juventus, también tuvo un gran peso en la caída del proyecto.