La UBA desarrolló un dispositivo para que dos pacientes puedan usar un mismo respirador simultáneamente

0
350
Fue diseñado por el Laboratorio de Fluidodinámica (LFD) de la Facultad de Ingeniería y las pruebas se realizaron en la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV) de la UBAEn plena pandemia del coronavirus y cuando aún se espera el pico de casos en la Argentina, científicos de la UBA desarrollaron un dispositivo para ampliar las capacidades de los respiradores mecánicos, y permitir la ventilación simultánea de dos pacientes.

La unversidad explicó que su rector, Alberto Edgardo Barbieri, “armó un proyecto interdisciplinario” para “poner a punto y evaluar la habilidad” de esta nueva herramienta, diseñada por el Laboratorio de Fluidodinámica (LFD) de la Facultad de Ingeniería.

La prueba fue realizada en la Facultad de Ciencias Veterinarias (FCV), que cuenta con uno de los más modernos y equipados laboratorios de ensayos clínicos y un grupo de profesionales altamente especializados en ventilación mecánica.

El doctor Alejo Pérez Carrera, decano de la FCV, convocó a su vez a la Cátedra de Anestesiología y Algiología a cargo del doctor Pablo Otero para participar de esta iniciativa que el director del LFD, Guillermo Artana, bautizó como Ampliación de la Capacidad del Respirador Artificial (ACRA).

“Esto que en principio parece sencillo, es realmente complicado; el proyecto enfrentaba originalmente varios desafíos: ¿Cómo individualizar la ventilación de cada paciente, siendo que el respirador es solo uno? ¿Cómo convertir al dispositivo en un controlador del respirador sin afectar sus cualidades? ¿Cómo elegir las situaciones clínicas en las que el uso del dispositivo podría indicarse?”, explicó Otero. Sin embargo, asegura que lograron responder estos interrogantes “en menos de seis semanas de intenso trabajo”.

“Sin embargo, lo más relevante de esta iniciativa fue ver cómo, grupos de estudio inicialmente inconexos, abocados a temáticas distantes de la pandemia, de un día para el otro mancomunaron los esfuerzos para que hoy la innovación pueda ser evaluada y validada por las agencias reguladoras y los médicos responsables del cuidado de los pacientes”, destacó Otero.

Asimismo, la universidad destacó que “si bien existen en el mundo varios proyectos similares en curso, todos dejan importantes preguntas sin responder”, y es por eso que lo que hace diferente a esta nueva herramienta en comparación con las demás “es haber podido resolver la demanda de individualizar, en forma independiente, la ventilación de dos pacientes de manera simultánea, asegurar la compatibilidad con los respiradores disponibles en el mercado y satisfacer las necesidades clínicas terapéuticas”.