La UIA respaldó el plan económico de Martín Guzmán, pero rechazó la creación de impuestos

0
129

Daniel Funes de Rioja aseguró que tiene buen diálogo con el ministro de Economía y ponderó la hoja de ruta que presentó el funcionario.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, respaldó la gestión económica de Martín Guzmán, aunque se manifestó en contra de la suba de impuestos y de la creación de nuevos tributos, como el de la renta inesperada.

“Tenemos buen diálogo con Martín Guzmán”, afirmó el dirigente empresario en declaraciones a Futurock. Tras los embates del kirchnerismo duro, el titular del Palacio de Hacienda parece haber salido fortalecido y con más confianza por parte del Presidente.

Funes de Rioja indicó que la gestión económica de Guzmán tuvo dos primeras etapas: la pandemia y la renegociación de la deuda (con acreedores privados, FMI y Club de París) y consideró que ahora es momento de arrancar una tercera etapa. “El tercer aspecto es ir en la búsqueda de una hoja de ruta, como definió el ministro Guzmán. Esa hoja de ruta tiene consistencia”, consideró.

Para Funes de Rioja, la gestión de Martín Guzmán tuvo tres  momentos: la pandemia, la renegociación de la deuda y el trazado de la hoja de ruta económica. (Foto: Twitter/@Martin_M_Guzman).
Para Funes de Rioja, la gestión de Martín Guzmán tuvo tres momentos: la pandemia, la renegociación de la deuda y el trazado de la hoja de ruta económica. (Foto: Twitter/@Martin_M_Guzman).

“Como toda política económica debe que tener previsibilidad y persistencia, es decir, que no se puede cambiar cada tantos meses. En segundo lugar, tiene que tener soporte político: lo deseable es que haya una conjunción entre el Gobierno y la oposición con respecto a que los ejes de una política de estabilización económica sean una política de Estado, no coyuntural”, detalló.

Funes de Rioja: “No más impuestos”

Uno de los puntos que Martín Guzmán discutió con el exsecretario de Comercio Roberto Feletti fue la posibilidad de subir las retenciones a las exportaciones. El funcionario saliente propiciaba un alza, que el ministro no quiso convalidar. Finalmente prevaleció su visión y Feletti dejó el Gobierno este lunes.

Según el titular de la UIA y la Copal, el costo de un alimento tiene cerca de 40% de impuestos, entre tributos nacionales, provinciales y municipales. (Foto: Télam).
Según el titular de la UIA y la Copal, el costo de un alimento tiene cerca de 40% de impuestos, entre tributos nacionales, provinciales y municipales. (Foto: Télam).

Funes de Rioja se mostró en contra de aumentar cualquier impuesto y dijo que esa es la postura institucional de la UIA. “El sector formal de la economía, que es el que paga impuestos y que no es una gran proporción de la sociedad productiva, tiene un nivel de presión que ya es muy alto. Un alimento tiene prácticamente 40% de impuestos entre nación, provincia y municipio”, detalló.

Leé también: Las tres razones por las que el dólar blue subió $4 en dos días

Y agregó que eso lleva a una expansión de la formalidad junto con un aumento en elcosto económico y burocrático de formalizar una actividad. Con relación a la idea de crear un tributo sobre las rentas inesperadas, el dirigente industrial reiteró su rechazo.

“El primer beneficiario por la elevación de los precios internacionales de lo que exporta la Argentina es la propia nación porque recauda más de los derechos que cobra”, afirmó. Y agregó: “Así como suben los commodities, suben los insumos: transportes, fertilizantes y otros”.

La UIA respaldó el plan económico de Martín Guzmán, pero rechazó la creación de impuestos

“Cuando dicen que las empresas facturan más, nominalmente, hay que ver cuáles son sus costos. Para eso hay un sistema fiscal bastante denso, no todas las empresas pagan 160 impuestos, pero hay una red de impuestos bastante gravosa y me parece que eso es suficiente”, aseguró.

La receta para bajar la inflación: sin intervención, pero con estabilidad macro

Con respecto a la lucha contra la inflación, Funes de Rioja coincidió con el Gobierno en que hay un componente importado, derivado de la crisis geopolítica. Sin embargo, recalcó que es diferente enfrentar la incertidumbre internacional en países que venían con inflación de un dígito que hacerlo en la Argentina, que ya tenía valores de dos cifras desde hace varios años.

“Lo deseable es que todos trabajemos por la estabilización económica, que da certezas para la inversión, para la creación de empresas y de empleo”, propuso.

Aunque prefirió no hablar directamente de la renuncia de Roberto Feletti, el líder industrial reconoció: “Está claro que mi visión no es coincidente con la de una intervención estatal en el tema precios que implique, incluso, neutralizar las posibilidades de competencia”.

Daniel Funes de Rioja celebró la flexibilización del cepo que anunció el Gobierno para las inversiones en energía. (Foto: Ministerio de Economía).
Daniel Funes de Rioja celebró la flexibilización del cepo que anunció el Gobierno para las inversiones en energía. (Foto: Ministerio de Economía).

“Creo que el tema de la inflación es una preocupación que compartimos todos. Cada empresario hoy tiene un problema de integración de costos, que va desde los insumos, la logística, la energía, los combustibles, los incrementos salariales muy importantes que estamos dando. No queremos esta carrera porque no es buena ni para el consumo ni para la previsibilidad de la economía”, añadió.

Con respecto a la solución, Funes de Rioja resaltó que salir de un proceso de inflación elevada no es sencillo ni rápido, pero dijo que el primer pilar es buscar la estabilidad macroeconómica.

“Ya lo ha dicho el ministro Martín Guzmán: desde el punto de vista de la estabilidad fiscal, monetaria y de generación de divisas. En este último tema, hay cuatro sectores que están llamados a tener un rol muy importante en lo inmediato: energético, minero, agroindustria y servicios tecnológicos, además del turismo, en la medida en que se vaya la pandemia”, detalló, en coincidencia con el diagnóstico del Palacio de Hacienda.