La vacuna AstraZeneca sigue sumando embates: Alemania, Italia, Francia y España suspenden su uso

0
252
Ya son catorce los países que tomaron medidas restrictivas sobre el uso de la vacuna. Se espera que en las próximas horas la autoridad médica europea se exprese al respecto Los efectos secundarios de la vacuna producida por Oxford-AstraZeneca siguen en el ojo de la tormenta. Cada vez son más los países europeos que suspenden su uso a raíz de los recientes casos de trombosis en ciudadanos europeos que recibieron el antídoto. Hasta el momento eran seis los países que habían tomado medidas restrictivas sobre el uso de la vacuna británica.

Ahora, a la lista se adhieren Francia y Alemania que suspenderán de manera temporal su aplicación. Por su parte, Italia ha actuado de igual forma con la diferencia de que una semana atrás ya había tomado medidas contra la vacuna al prohibir solamente la aplicación de un lote especifico del antídoto.

“Después de nuevos informes de trombosis cerebral en relación con la vacunación en Alemania y Europa, el PEI considera necesarias más investigaciones”, dijo el Ministerio de Salud alemán, en referencia a una recomendación de la autoridad de vacunas del país, el Instituto Paul Ehrlich.

Francia adoptó la misma medida tras las declaraciones de su mandatario, Emmanuel Macron, hasta recibir la opinión de la autoridad sanitaria encargada de aprobar las vacunas en la Unión Europea, Agencia Médica Eruopea (EMA), que esperan recibir el próximo martes.

”La suspendemos hasta mañana por la tarde”, dijo en una rueda conjunta con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, quien mantuvo siempre una visión positiva de la vacuna y ahora ha decidido actuar en consonancia con su pares europeos. Macron aclaró que la decisión ha sido tomada por recomendación y en vínculo con las autoridades sanitarias francesas.

Italia, que había ordenado suspender la aplicación de un lote, radicalizó su medida y pausó de forma total la vacunación. Así lo anunció la Agencia Italiana de Medicamentos (AIFA) y aseguró que es “por precaución y de manera temporal en todo el territorio” hasta que se exprese la EMA.

Los países europeos están tomando medidas en contra de la aplicación de la dosis de Oxford-AstraZeneca pese a que tiene el visto bueno de autoridades sanitarias como la EMA y la Organización Mundial de la Salud. Este último aseguró que no existen “razones para no utilizarla”.

A su vez, la vacuna está siendo aplicada de manera masiva en el Reino Unido sin complicaciones y, a tres meses del comienzo de la inoculación de los ciudadanos británicos, los resultados positivos comienzan a verse. Más aún si se lo contrasta con los países de Europa continental que están enfrentando una nueva ola de contagios con un bajo nivel de vacunación.

Por su parte, AstraZeneca dijo que “no hay pruebas” de que su vacuna provoque un incremento del riesgo de coágulos en sangre. La empresa aseguró que ha realizado “una revisión minuciosa” de los datos disponibles sobre quienes han recibido la vacuna en Reino Unido y la UE.

Unas 17 millones de personas de la UE y Reino Unido han recibido ya nuestra vacuna y el número de casos de coágulos de los que se ha informado entre este grupo es inferior a la media que se puede esperar en la población en general“, explicó la farmacéutica a través de un comunicado firmado por su jefa médica, Ann Taylor.

El puntapié a la ola de suspensiones lo inició Noruega luego de registrar casos de trombosis en vacunados con Oxford-AstraZeneca y con el correr de los días se sumaron Países Bajos, Irlanda, Dinamarca, Noruega, Islandia, Letonia, Luxemburgo, Austria, Estonia, Italia y ahora Francia, Alemania y España. Cabe aclarar que no todos los países enumerados realizaron una suspensión total

La onda expansiva de suspensiones trascendió a Europa y llegó a Asia: Tailandia e Indonesia retrasarán la administración de la inyección debido a los informes de coágulos de sangre entre algunos receptores en Europa y esperará una revisión de la OMS.