La verdad sobre el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi pone en jaque las relaciones entre Estados Unidos y Arabia Saudita

0
729
En la noche de hoy Joe Biden publicará los resultados de la investigación de los servicios secretos sobre la muerte de Khashoggi. El príncipe Mohammed bin Salman figura como el mayor responsable A mas de un mes de la asunción de Joe Biden como presidente de los Estados Unidos, comienza a verse el giro que está tomando la política exterior estadounidense con la nueva administración cuyo responsable ahora es Antony Blinken.

Un ejemplo de ello es la relación entre Norteamérica y Arabia Saudita. Durante la presidencia de Donald Trump el país Árabe se transformó en un aliado incondicional de la Casa Blanca. El ex mandatario estadounidense y el príncipe heredero Mohamed Bin Salman (MBS) tenían un vinculo que excedía la cordialidad diplomática. Sin embargo, la situación podría estar por cambiar

En 2018, Jamal Khashoggi, un periodista saudí crítico de la corona, fue asesinado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. Pese a que todas las sospechas apuntaban a MBS, Trump optó por apoyarlo y aseverar que Riad era un “socio firme” y que el príncipe heredero Mohammed bin Salman “podría muy bien o no” haber sabido sobre el asesinato de Khashoggi, pero que, “en cualquier caso”, su relación era con el reino.

No obstante, en paralelo, los servicios secretos habían comenzado una investigación para aclarar los hechos y hoy ese informe final está en manos de Biden. El mandatario estadounidense tiene una posición distinta a la de Trump y ya avisó que los resultados serán publicados. Será la primera prueba de la intención del presidente de EE. UU. de “recalibrar la relación de Washington con Arabia Saudita”, según explicó días atrás la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki.

Jamal Khashoggi

Trump nunca quiso condenar públicamente a MBS porque ponderó su relación con el reino y la importancia que tenía para su política exterior en medio oriente: ambos países tienen como enemigo principal a Irán a la vez que Riad es un gran comprador de armamento estadounidense. Biden si lo hará. Según el medio británico BBC, la investigación que difundirá el líder demócrata dictamina que el príncipe Bin Salman aprobó y “posiblemente ordenó” el homicidio.

Según consigna Clarín, la fiscalía saudita y el príncipe Mohammed insisten en que el heredero del trono no tenía conocimiento del asesinato. Pero que en 2019 asumió “toda la responsabilidad como líder en Arabia Saudita, especialmente porque fue cometido por personas que trabajaban para el gobierno saudita”.

Lo que sostienen los investigadores es que Bin Salman no necesariamente ordenó el crimen, pero que una operación como esa sí necesitaba el visto bueno del príncipe.

Este jueves en la noche de Washington la verdad de los hechos saldrán a la luz. Lo cierto es que si los resultados son los que se esperan las relaciones con Riad se tensarán por primera vez en varios años. El mundo esta expectante.