miércoles, julio 24

Lanta:“Cristina es víctima del atentado, pero esto no la volvió inocente”

0
217

En un programa especial, el periodista aseguró que, después del ataque, el Gobierno profundizó la grieta como nunca antes. “El kirchnerismo insiste en confundir algunos términos: la democracia somos todos, el pueblo somos todos, el Estado somos todos”, dijo.

Rápidamente, el mismo viernes, el gobierno encontró a los culpables del ataque a Cristina Kirchner: éramos nosotros. Mirá la imagen que transmitió Télam, la agencia oficial de noticias.

La imagen con la que encabezó la agencia Télam una nota sobre el intento de magnicidio a Cristina Kirchner. (Foto: Télam)
La imagen con la que encabezó la agencia Télam una nota sobre el intento de magnicidio a Cristina Kirchner. (Foto: Télam)

Desechó de plano la teoría del loco suelto y extendió la inocencia de Cristina como víctima del atentado a todo lo demás. El atentado demostraba su inocencia en el juicio de Obra Pública, con los hoteles y con los cuadernos. Esto dijeron Kiciloff, Vilma Ibarra, Giardinelli, Kollmann, Mayra Mendoza y otros.

El Presidente calificó el hecho como el mayor atentado desde la vuelta a la democracia, olvidando los tres atentados a Alfonsín (1986/89/91) o la muerte -según sus padres, el asesinato- de Carlitos Menem junior en 1995.

El kirchnerismo insiste en confundir algunos términos: la democracia somos todos, el pueblo somos todos, el Estado somos todos.

El arma con el que le apuntaron a Cristina Kirchner estaba cargada. Foto: captura de pantalla
El arma con el que le apuntaron a Cristina Kirchner estaba cargada. Foto: captura de pantalla

El atentado fue un hecho lamentable. Nadie puede estar de acuerdo con la muerte. Ya hubo mucha muerte en la Argentina. Llama la atención que el mismo gobierno que justificó la muerte en los setenta la denoste ahora. Enhorabuena si eso significa un crecimiento.

Ojalá que Cristina se recupere rápido de este incidente. Pero frente al río revuelto que esto provocó hay que decir que no es todo lo mismo: el atentado no la volvió inocente, Luciani o el TOF 2 no forman parte de ningún discurso del odio y, aunque fuera condenada, no estará proscrita para 2023.

El loco suelto, hay que decirlo, fue un raro loco suelto. No se puede ignorar que, en redes, más del 62% de la gente cree que este fue un atentado armado.

Está más que claro que con el atentado Cristina es víctima, pero el Gobierno después del atentado, profundizó la grieta como nunca antes.

Ser víctima no la transforma en santa Cristina y el raro loco suelto debe ser investigado.