Las 3 reglas que seguía Steve Jobs para sacar el máximo provecho de sus reuniones

0
96

Los tips del magnate estadounidense para que las citas laborales no sean una pérdida de tiempo.

El cofundador de Apple, Steve Jobs, tenía una serie de “reglas de oro” que utilizaba para conseguir sacarle mayor eficiencia a sus reuniones y evitar que se conviertan en una pérdida de tiempo. Esto le permitía saber de antemano la cantidad de tiempo que le debía brindar a cada cita y poder identificar cuáles eran innecesarias.

Regla N°1: las reuniones tienen que ser de entre tres y cinco participantes. Según Jobs, la principal falla de los encuentros laborales son la cantidad de gente que participa. Mientras más personas haya, habrá más posibilidades de que existan interrupciones, ruidos y malos entendidos.

En una ocasión, el creador de Apple rechazó una invitación a la Casa Blanca de parte de Barack Obama. El motivo justamente fue porque de la misma iban a participar una larga lista de funcionarios del gobierno estadounidense.

Regla N°2: la agenda a debatir no debe tener más de tres ítems. Steve Jobs pensaba que una reunión que tenga más de tres temas a tratar es perjudicial, ya que sería muy extensa y provocaría que los participantes pierdan la concentración. Además, si se habla de diversos temas en un mismo encuentro se puede terminar desviando el foco del punto clave de la cita.

Regla N°3: la reunión no debe durar más de media hora. Por último, para que el encuentro funcione correctamente, el empresario sostenía que los encuentros tenían que ser cortos. En concordancia con el punto 2, esto garantiza que los asistentes mantengan la atención y retengan la información de lo que se habló.