Las financieras tradicionales asumen un rol protagónico en el mercado cripto

0
112

Su avance sobre el ecosistema lo terminará de convertir en un activo “maduro” e impulsará la creación de marcos regulatorios que faciliten su comercio.

Los servicios financieros enfocados en criptomonedas se han vuelto una herramienta clave para mantenerse a la vanguardia de la innovación financiera, y ya son pocas las financieras o bancos importantes que lo ignoran. Changpeng Zhao, CEO de Binance, advirtió que las instituciones tradicionales están comenzando a pisar fuerte en el mercado digital.

Los atributos de los activos digitales -particularmente de bitcoin (BTC)- ya han quedado a la vista de todos: inversores, bancos, financieras o inclusos estados nacionales. Para CZ, su avance sobre el ecosistema lo terminará de convertir en un activo “maduro” e impulsará la creación de marcos regulatorios que faciliten su comercio.

“Las instituciones financieras están llegando a lo grande. También vemos que los servicios financieros tradicionales de algunos de los nombres más importantes se trasladan al espacio, deslizó Zhao en diálogo con The South China Morning Post.

Si de regulaciones se trata, Binance ya tiene una amplia experiencia en negociar con organismos nacionales. El exchange ha enfrentado problemas con el Reino Unido, Japón, Sudáfrica o Singapur, y ha encontrado soluciones. La formación de una estructura específica para cada escenario, fue la solución más conciliadora.

“Hace cuatro años queríamos adoptar la descentralización, pero tenemos un exchange centralizado. Necesitamos un cambio. Necesitamos mejorar. Estamos haciendo esos cambios para facilitar que los reguladores trabajen con nosotros”, agregó el CEO.

Por último, el joven empresario fue consultado acerca de su opinión sobre las monedas digitales de banco central (CBDC) que ya tiene varios ejemplares en todo el mundo, como Bahamas, Suecia o Nigeria. Para Zhao, podrían ser una suerte de “puerta de entrada” al mercado cripto, aunque con la particular desventaja de tener un control gubernamental detrás.