Las pantallas del Comité Ejecutivo Sanitario Nacional, un negocio de casi $10 millones

0
289
El beneficiario fue un viejo conocido de La Cámpora: Ignacio Saavedra, quien también le alquila a la Cámara de Diputados sus pantallas LED para las sesiones remotas or Camilo Cagnacci para Periodismo y Punto

El 2 de abril pasado, Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias de la Nación, definió a la Sala de Situación del Comité Ejecutivo Sanitario Nacional como «la trinchera y el corazón de la información» sobre la pandemia de coronavirus. Pero también ha sido un gran negocio para el empresario Ignacio Saavedra, uno de los principales beneficiarios de las compras que el Estado hizo con la llegada del virus.

Ex mano derecha de Martín Sabbatella en la extinta Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y ex gerente de noticias de Canal 7, Saavedra fue el hombre que estuvo detrás de la fallida marcha virtual por la conmemoración del 75° aniversario del 17 de octubre, y de la instalación de pantallas LED en la Cámara de Diputados de la Nación para las sesiones remotas.

Ignacio Saavedra

Sin embargo, esos no fueron sus únicos negocios durante la pandemia. Según consta en Comp.AR, el portal de compras públicas electrónicas de la República Argentina, en junio pasado, su empresa, Tiempo Beta SRL, fue contratada en forma directa por la Secretaría de Medios y Comunicación Pública para realizar el «servicio integral de mantenimiento de las salas de prensa, comunicación y situación en el ámbito del Ministerio de Salud».

La Sala de Situación por dentro

Única oferente, la firma Tiempo Beta SRL resultó adjudicataria de ese proceso el 10 de junio pasado. El día 26, el secretario Francisco «Pancho» Meritello aprobó el gasto. Y el 30, el contrato, por cuatro meses con opción a prórroga por cuatro más, entró en vigencia. Serían $ 1.207.882,50 por mes.

¿Qué incluyó el servicio en la Sala de Situación? «8 PC’s Intel Core I3 16gb; 1 PC Intel Core I5 32gb; 17 monitores de 22″; 9 teclados inalámbricos; 9 teclados inalámbricos; Instalación y distribución eléctrica; 16 paneles led; 1 Switch 24 bocas; Cableado de red; 1 Router TP-LINK 941; Vídeowall de 9 TV de 55’ Samsung de última generación; Estructura para Videowall; 2 cámaras robóticas Ptz Óptica + control remoto; 1 cámara Sony XDcam Ex1; 1 trípode libec; 1 set de micrófono corbatero Sennheiser; 1 switcher ATEM TV studio; 1 grabador black Magic para switcher + tarjeta SSD de 250gb; 1 lector externo de tarjetas SSD; 3 capturadoras de video Blackmagic; 4 cables HDMI 15 metros; 1 cable sdi 59 metros; 6 cables display Port 2 metros; 6 cables HDMI 2 metros; 2 Cajas Potenciadas de Sonido; Ploteo de 9 mesas en blanco mate (18mts cuadrados); Luces tipo LED en todas las luminarias de la sala; Entretelado perimetral de toda la sala; 3 bastidores tensados; Bajo pantallas y laterales; 2 mesas de 1.5mts x 0.75mts».

La Sala de Prensa que funciona en el «Salón Carrillo» de la sede ministerial, en tanto, fue equipada con «Sonido 1 consola de 16 canales; 2 cajas de sonido de 15″ con trípode; Cableado; 3 micrófonos inalámbricos; 3 pie de mesa; 6 TV de 40″ con soporte de pie; 2 TV de 55″ con soporte de pie; 3 splitter HDMI; Gráfica en todos los soportes; 1 Back de lona tensada de 3.68 x 2.00; 3 mesas de madera 1.5 x 0.75; Manteles».

Tal como estaba previsto en la contratación original, el contrato con la empresa de Saavedra fue prorrogado por las autoridades de la Secretaría de Medios y Comunicación Pública el 14 de septiembre pasado. La extensión entró en vigencia el 31 de octubre y expira el 28 de febrero próximo.

Para entonces, Tiempo Beta SRL habrá facturado $ 9.663.060 por sus servicios para «la trinchera y el corazón de la información» sobre el coronavirus en Argentina, que se suman a los más de $ 10 millones que lleva recaudados por alquilarle a la Cámara baja sus pantallas LED.

Antecedentes

Tal como publicó La Nación meses atrás, Saavedra nunca dejó su actividad privada. Ni siquiera cuando ocupó la función pública. Fue así como Tiempo Beta imprimió libros para la Secretaría de Cultura de la Nación y construyó stands en Tecnópolis durante la presidencia de Cristina Kirchner,

Para la edición 2011, la empresa montó el stand del Ministerio de Salud de la Nación y el de la República Bolivariana de Venezuela. Como así también, ideó el simulador de vuelo que Aerolíneas Argentinas, entonces presidida por su compañero de militancia Mariano Recalde.

Al concluir el segundo mandato presidencial de Cristina Kirchner, en 2015, el crecimiento patrimonial de Saavedra quedó bajo la lupa. Según los datos que él mismo entregó a la Oficina Anticorrupción, durante sus últimos cuatro años como funcionario su patrimonio se multiplicó por diez, pasando de los $ 360.000 declarados en 2012 a los $ 3,2 millones informados a fines de 2015.