Leonardo Fariña dejará de contar con libertad condicional y pasará a cumplir arresto domiciliario

0
70

La Justicia revocó la libertad condicional del financista y exmarido de Karina Jelinek en el marco de la causa que lo investiga por lavado de activos.

La Cámara Federal de Casación Penal revocó la libertad condicional que había sido otorgada al arrepentido Leonardo Fariña, quien había sido condenado por lavado de dinero. Además, la Justicia confirmó el arresto domiciliario del empresario luego de ser detenido en un allanamiento a una “cueva” de Belgrano, donde se realizaban cambios de dólares en el mercado negro.

La decisión fue tomada por la Sala IV de la Casación, compuesta por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo. Esta resolución se basó en el recurso de casación presentado por el fiscal Abel Córdoba contra la libertad condicional de Fariña.

Según determinaron los magistrados, no se cumplían los requisitos establecidos en el Código Penal para que Fariña fuera incorporado al régimen de libertad condicional, especialmente porque no se había cumplido el tiempo suficiente de su condena.

Fariña, conocido por sus operaciones financieras audaces y por haber sido asesor de Lázaro Báez en ese ámbito, saltó a la fama tras su ostentosa boda con la modelo Karina Jelinek, de la cual se separó poco después. Solía conducir autos de lujo como una Ferrari, vivir en un lujoso apartamento y llevar un estilo de vida de playboy, hasta que fue condenado por lavado de dinero.

En libertad condicional y utilizando una tobillera electrónica, Leonardo Fariña pudo recuperar parte de su vida, hasta que a finales del año pasado fue detenido nuevamente en un allanamiento en una “cueva” de Belgrano donde se realizaban cambios de dólares.

Por otro lado, la Sala IV de la Casación, por mayoría, decidió rechazar el recurso de casación presentado por el fiscal contra la decisión que otorgó el arresto domiciliario a Fariña en la causa por lavado de dinero. La mayoría de los jueces consideró que los riesgos procesales podían ser controlados con la prisión domiciliaria y el monitoreo electrónico a través de la tobillera.

Sin embargo, el juez Hornos señaló en su voto que es fundamental tener en cuenta que el arrepentido fue encontrado en una financiera donde se sospecha que se realizaban actividades ilícitas relacionadas con evasión fiscal y lavado de dinero. A su vez, también fue hallado en posesión de una gran cantidad de dinero cuyo origen aún no ha sido determinado en el marco de otra causa, lo cual es relevante para evaluar los riesgos procesales.

En esta línea, Hornos afirmó que “persiste el indicador del riesgo respecto de la potencial capacidad de Fariña de conectarse o de generar lazos propios y autónomos con otras organizaciones de personas que podrían estar vinculadas al crimen económico financiero”, y que exigen su “neutralización adecuada, en especial por cuanto el caso se encuentra en pleno desarrollo del juicio”.

Fariña tiene una condena firme a tres años y seis meses de prisión por lavado de activos agravado cometido en las empresas de Lázaro Báez, dueño de Austral Construcciones.