miércoles, noviembre 25

“Libros en mi contra”: los dos ministros contra los que disparó CFK en su carta

0
112
En una carta publicada este lunes, la actual vicepresidenta recordó a los actuales integrantes del Gabinete de Alberto Fernández que, años atrás, cuestionaron a su Gobierno; ¿a quiénes se refería y qué dijeron sobre ella? A nosotros nunca nos movió el rencor ni la venganza. Al contrario, la responsabilidad histórica y el deber político para con el pueblo y la Patria guiaron todas y cada una de nuestras decisiones y acciones. No hay demostración más cabal de ello que haber decidido con el volúmen de nuestra representación popular, resignar la primera magistratura para construir un frente político con quienes no sólo criticaron duramente nuestros años de gestión sino que hasta prometieron cárcel a los kirchneristas en actos públicos o escribieron y publicaron libros en mi contra. Deberán esforzarse mucho para encontrar en la historia argentina ejemplos similares”, escribió ayer la actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, en una carta en la que reafirmó su apoyo al actual presidente, pero también lanzó algunos dardos a ministros del actual Gabinete.

En este párrafo, la ex presidenta dejó en claro el apotegma “perdono, pero no olvido”. Al mismo tiempo que muchos leían la misiva de Fernández de Kirchner, se preguntaron: ¿quiénes son los ahora aliados a los que apuntó en esa oración?

En primer lugar, el nombre que surge es el del actual presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien tan solo dos años atrás pedía por televisión la prisión de la ahora vicepresidenta y aliada. “La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner debería estar presa si no existiesen los fueros, por eso lo mejor sería ‘terminar’ con esa prerrogativa que tienen los representantes de la soberanía popular en una Argentina para todos”, señaló el 1º de octubre del 2018, en una entrevista concedida al periodista Luis Majul en La Cornisa.

Pero, ¿a quiénes se refirió la presidenta del Senado al mencionar los “libros” que se han publicado criticándola?

Indirectamente, Cristina Fernández aludió a dos nombres que hoy ocupan cargos sensibles en el Gabinete de Alberto Fernández.

Uno de ellos es el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien forma parte de la fila de funcionarios de confianza de Alberto Fernández que no suman simpatías entre el sector más cercano al Cristina. En 2016, el economista publicó el libro “Los tres kirchnerismos”, de Editorial Siglo XXI, donde lanza críticas al rumbo económico que tomó en 2007 la Argentina, bajo el mando de Cristina. Puntualmente, el libro lanza duros cuestionamientos a las decisiones del ex ministro de Economía Axel Kicillof. 

Al referirse al pago de la deuda al Club de París, Kulfas sentencia en su libro: “Luego de años de negarse CFK a negociar con el Club de París, el ministro de Economía Axel Kicillof cerró un acuerdo en el que se accedía a pagar toda la deuda, con intereses vencidos y hasta el último punitorio en sólo 24 horas. Los operadores financieros esperaban y anhelaban desde hacía tiempo el restablecimiento de los pagos al Club, y por eso recibieron con beneplácito la firma del acuerdo sin que se oyeran críticas a los resultados de una negociación que prácticamente no tuvo beneficio alguno para el país desde el punto de vista financiero“.

En otro tramo de la publicación, Kulfas apunta sus palabras contra el pago de deuda usando reservas del Banco Central: “El tercer kirchnerismo tendió a ideologizar los instrumentos, fusionándolos con el rumbo general de gobierno. Este punto es menor, si se tiene en cuenta que la política monetaria de los EEUU, tras la salida de la crisis mundial, instauró un período de tasas de interés bajas en el ámbito internacional. En aquel contexto, no tenía demasiado sentido que la Argentina liquidara sus reservas cuando contaba con la oportunidad de obtener recursos para el pago de sus vencimientos de capital a tasas muy bajas”.

Pero Kulfas no fue el único actual funcionario que se volcó al mundo editorial para criticar a la actual vicepresidenta. Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica y persona de confianza de Alberto Fernández, publicó en 2015 un libro titulado Cristina versus Cristina en el que mostraba las contradicciones del “relato” de la entonces Presidenta, analizando sus intervenciones y discursos, antes y después de llegar al sillón de Rivadavia.

“La supervivencia del relato es un objetivo central para Cristina. Ella cree que de eso depende el lugar que ocupará en la historia y también la posibilidad de conservar importantes cuotas de poder y condicionar a los gobiernos”. Esta es la tesis principal que sostiene Ibarra, exsenadora y diputada nacional, en Cristina versus Cristina.

En una entrevista que brindó en 2015 a Cronista, Vilma Ibarra explicaba así la decisión de publicar su libro: “Terminé mi mandato en diciembre de 2011 y volví a dedicarme a mi actividad profesional como abogada. Pero sigo de cerca la política y por eso tuve la necesidad de reflexionar sobre una etapa de la que, como legisladora, fui protagonista. Explicar es explicarse. Y yo, que había ingresado al Senado en 2001 con (la lista de Rodolfo) Terragno por el Frepaso, ni siquiera había votado a (Néstor) Kirchner en 2003, pero me sentí muy identificada con su política de Derechos Humanos, y con la mejora en los indicadores sociales que se vió a lo largo de su mandato. Pero al mismo tiempo, creo que parte de ese camino se fue desandando en el gobierno de Cristina, especialmente durante su segundo mandato, y esto se ve claro en los temas de corrupción. La Presidenta era una ferviente defensora de la transparencia durante los gobiernos de Menem y la Alianza, propiciando la renuncia o la destitución de funcionarios sospechados de malversación. Pero hoy con su silencio protege a (Amado) Boudou y a (César) Milani, con el argumento de que la justicia no se expidió sobre su culpabilidad”.