jueves, febrero 29

Los 10 animales más raros del mundo: desde la rata topo lampiña hasta el pez gota

0
164

Muchas veces, aquellos que son lindos y tiernos son los que ganan protagonismo, pero aquí proponemos un recorrido por los “bichos raros” del mundo natural. Aquí algunas de las especies más extrañas y maravillosas que habitan en nuestro planeta

Algunas evolucionan para vivir en las profundidades oscuras y sombrías del océano, mientras que otras sobreviven en desiertos secos y aparentemente inhóspitos (Getty Images)

Algunas evolucionan para vivir en las profundidades oscuras y sombrías del océano, mientras que otras sobreviven en desiertos secos y aparentemente inhóspitos (Getty Images)

Nuestro planeta es increíblemente diverso. Con una cantidad superior a los 8,7 millones de especies animales en él, no resulta extraño que la evolución haya producido algunos con un aspecto singularmente raro.

Aunque algunos de ellos puedan ser poco agraciados, los animales considerados raros son muy queridos y famosos, especialmente en la época de los memes de Internet.

Sin embargo, en esta lista habrá algunos que seguramente nunca hayas oído mencionar, y seguramente descubrirás datos curiosos sobre tus favoritos. Entonces, desde los más extravagantes y sorprendentes hasta los más francamente graciosos, los 10 bichos raros del reino animal, según la revista británica Discover Wildlife.

La falta total de luz, las aguas ricas en sedimentos, los entornos de alta presión y las aguas casi heladas han permitido el surgimiento de adaptaciones únicas y algunas de las criaturas más extrañas del mundo (Getty Images)

La falta total de luz, las aguas ricas en sedimentos, los entornos de alta presión y las aguas casi heladas han permitido el surgimiento de adaptaciones únicas y algunas de las criaturas más extrañas del mundo (Getty Images)

1. Potoo (familia Nyctibiidae)

En lo que se refiere a las aves, existe una amplia variedad de especies extrañas entre las que podemos elegir. Por ejemplo, el llamativo buitre real ha sido recientemente superado en rareza por el picozapato, que nos desafía con su mirada inquietante…

Sin embargo, el potoo no tiene nada que envidiarle al buitre. Este grupo de aves, estrechamente relacionado con los chotacabras y los sapos, habita en los bosques de América Central y del Sur. Son animales nocturnos que cazan insectos voladores desde una percha durante la noche y pasan el día camuflados entre los troncos de los árboles con un camuflaje muy convincente.

2. Tortuga de caparazón blando de Florida (Apalone ferox)

Esta tortuga probablemente tenga una de las caras más graciosas y malhumoradas de todo el reino animal. Estos reptiles singulares, que se encuentran principalmente en el estado norteamericano de Florida, son casi completamente acuáticos debido a su nariz en forma de esnórquel y su largo cuello.

La Apalone ferox es una tortuga acuática de agua dulce nativa del suroeste de los Estados Unidos (Getty Images)

La Apalone ferox es una tortuga acuática de agua dulce nativa del suroeste de los Estados Unidos (Getty Images)

Como todas las tortugas de caparazón blando, tienen uno cartilaginoso y flexible cubierto de piel correosa. También utilizan una técnica de camuflaje conocida como contra-sombreado, en la que la parte inferior del animal es más clara que la parte superior de su cuerpo. De esta manera, contrarresta el sombreado natural (cuando la luz solar desde arriba aclara la parte superior) y el animal parece menos sólido y menos llamativo.

3. Rata topo desnuda (Heterocephalus glaber)

La siguiente criatura en la lista es la rata topo desnuda, que se destaca tanto por su apariencia como por su estilo de vida. Estos roedores son rosados, casi calvos, y extremadamente longevos, que viven en madrigueras subterráneas y tienen un sistema social muy parecido al de las abejas.

Al igual que muchas abejas, hormigas, termitas y avispas, las ratas topo desnudas son eusociales: viven en grandes colonias donde solo una hembra (la reina) y unos pocos machos selectos pueden reproducirse, mientras que el resto de la colonia pasa toda su vida como obreras y soldados, protegiendo a la colonia de los depredadores. Son el único mamífero que vive de esta manera.

La rata topo desnuda (Heterocephalus glaber) ha desconcertado durante años a los científicos por desafiar las leyes de la biología (Getty Images)

La rata topo desnuda (Heterocephalus glaber) ha desconcertado durante años a los científicos por desafiar las leyes de la biología (Getty Images)

4. Pez borrón o pez gota (Psychrolutes microporos)

Ninguna lista de animales extraños estaría completa sin mencionar al famoso pez gota. Al igual que el pez murciélago, habita en el fondo del océano, pero a mucha mayor profundidad llegando a los 1.200 metros. Esta vida en aguas profundas le da un aspecto similar a un “Sr. Blobby de 85 años” (según el responsable de peces del Museo Australiano, que exhibe el ejemplar más conocido y fotografiado). En realidad, el pez gota es una criatura muy incomprendida y juzgada de manera injusta.

En las profundidades, la presión puede ser más de 100 veces superior a la que experimentamos en la superficie, y cuando un animal sale a la superficie, su apariencia puede cambiar. En el caso del pez gota, el cambio de presión hace que se expanda y que sus rasgos se distorsionen, transformándolo en una mancha. En las profundidades del océano, simplemente parecen ser peces (aunque no son galardonados por su belleza).

5. Tenrec rayado (Hemicentetes semispinosus)

Esta especie se asemeja más a un abejorro desalineado que a un mamífero, y pertenece a un grupo muy curioso. Los tenrecs, incluyendo esta especie, son en su mayoría endémicos de la isla de Madagascar, y a pesar de estar estrechamente emparentados, son muy diversos y varían enormemente en tamaño, aspecto y estilo de vida. Algunos se parecen a erizos, otros a musarañas, otros a ratas y ratones. Por lo tanto, son un ejemplo de evolución divergente y convergente.

El Tenrec rayado (Hemicentetes semispinosus) habita en la Isla de Madagascar (Frank Vassen)

El Tenrec rayado (Hemicentetes semispinosus) habita en la Isla de Madagascar (Frank Vassen)

La divergente se produce cuando las especies del mismo grupo desarrollan rasgos diferentes en respuesta a hábitats y estilos de vida distintos, mientras que la convergente se da cuando las especies de grupos diferentes evolucionan hacia rasgos similares debido a presiones ambientales similares. Por ejemplo, el tenrec rayado de tierras bajas, al igual que los erizos, sus parientes lejanos, ha desarrollado espinas afiladas para defenderse de los depredadores. Es una solución muy similar para el mismo problema.

6. Cerdo de mar (género Scotoplanes)

Nada es más extraño que el cerdo de mar, un género de pepinos de mar que parecen salidos de una película de Doctor Who. Se los llama así por su cuerpo rechoncho, rosado y redondeado. Aunque son muy abundantes, es poco probable que se vea uno, ya que viven a profundidades de entre 1.200 y 5.000 m.

Su modo de locomoción es una de sus muchas características extrañas. Se arrastran por el fondo marino mediante “patas” tubulares especializadas que pueden inflarse y desinflarse con agua, moviéndose con un sistema hidráulico. Esto también les permite agitar el lodo blando bajo sus “patas” mientras se mueven, liberando trozos de material vegetal y animal en descomposición para alimentarse.

El cerdo de mar, o Scotoplanes globose , es una especie de pepino de mar llamado así por su cuerpo redondo y coloración rosada ( NOAA/ MBARI)

El cerdo de mar, o Scotoplanes globose , es una especie de pepino de mar llamado así por su cuerpo redondo y coloración rosada ( NOAA/ MBARI)

7. Atretochoana eiselti

Es posible que no hayas escuchado antes sobre esta especie, pero quizás la hayas escuchado llamar de otra forma. La “serpiente pene”… No es difícil entender por qué tiene ese apodo, aunque en realidad no es una serpiente, ¡sino una cecilia! Las cecilias son anfibios sin patas que viven escondidos en el suelo o en los lechos de los arroyos, alimentándose de insectos y lombrices.

La alimentación del pez murciélago de labios rojos es piscívora y se basa principalmente en moluscos, crustáceos, camarones y pequeños peces (Getty Images)

La alimentación del pez murciélago de labios rojos es piscívora y se basa principalmente en moluscos, crustáceos, camarones y pequeños peces (Getty Images)

Tras el parto, algunos ejemplares permiten a sus crías alimentarse de una capa especial de su propia piel, que las crías arrancan con unos dientes especialmente modificados. Atretochoana eiselti no es una de estas especies, pero se destaca por ser la única cecilia sin pulmones conocida y, en realidad, el tetrápodo más grande (vertebrado de cuatro patas) que carece de pulmones.

8. Pez murciélago de labios rojos (Ogcocephalus darwini)

El pez murciélago de labios rojos es verdaderamente excepcional. Su hocico de color rojo intenso, su protuberante mandíbula y sus aletas enroscadas lo hacen único. TIene comportamientos y habilidades poco comunes. Sus aletas pectorales, pélvicas y anales altamente adaptadas funcionan como “patas” para caminar por el fondo marino.

Su hocico, que sobresale de la parte superior de su cabeza, emite una sustancia química llamada illicium, que se cree que utiliza para atraer a sus presas.

Aún queda mucho por descubrir, especialmente en los océanos. Se estima que hay entre cientos de miles y más de diez millones de nuevas especies esperando ser descubiertas en las profundidades de nuestros océanos (Getty Images)

Aún queda mucho por descubrir, especialmente en los océanos. Se estima que hay entre cientos de miles y más de diez millones de nuevas especies esperando ser descubiertas en las profundidades de nuestros océanos (Getty Images)

9. Delfín del río Irawadi (Orcaella brevirostris)

Es posible que no estés familiarizado con el simpático y divertido delfín del Irrawaddy. Estos curiosos cetáceos habitan en zonas costeras y ríos del sur y sudeste de Asia, y tienen ojos saltones y rostros redondos y alegres que parecen un dibujo infantil de un delfín.

Desafortunadamente, hay muy pocos de estos delfines sonrientes, con solo 92 ejemplares restantes. Su principal amenaza es quedar atrapados accidentalmente en las redes de pesca, lo que les sucede con más frecuencia que a los delfines que viven en aguas oceánicas más profundas.

10. Antílope saiga (Saiga tatarica)

Sin duda, esta especie de antílope tiene un aspecto muy peculiar (tal vez seguido de cerca por el gerenuk). Sin embargo, la nariz bulbosa tiene una función importante y necesaria. Estos antílopes viven en las praderas semidesérticas de Asia Central, en países como Mongolia y Kazajstán, donde deben enfrentar condiciones climáticas muy difíciles.

No solo soportan veranos calurosos e inviernos fríos, sino también las nubes de polvo que levantan durante sus gigantescas migraciones. Sus grandes narices caídas calientan el aire frío antes de que entre en sus pulmones y filtran el polvo, ayudándoles a sobrevivir en un paisaje hostil