viernes, junio 21

Los analistas que releva el Banco Central pronostican una inflación del 185% para fin de año

0
76

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), los expertos proyectan la inflación cinco puntos por encima del nivel que preveían hace solo un mes.

Los analistas de mercado, consultados por el Banco Central, ajustaron al alza sus expectativas de inflación para el cierre del año, proyectándola en un 185%, cinco puntos porcentuales por encima de las estimaciones del mes anterior. Estos datos se desprenden del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), que mensualmente lleva a cabo la entidad.

A pesar de anticipar una desaceleración en la tasa de inflación durante octubre, los economistas y consultores subestimaron el impacto de los congelamientos cambiarios y tarifarios previos a las elecciones, proyectando inicialmente una inflación del 10% para el mes, según la media general; es decir, por encima del 8,3% informado por el Indec.

Las estimaciones, que entregaron al BCRA, sugieren un repunte de la inercia inflacionaria, con pronósticos del 11,5% y 14% para noviembre y diciembre, respectivamente. Se espera que este aumento esté vinculado al fin de los congelamientos electorales y a la traslación a precios de una nueva devaluación del peso, proyectando un tipo de cambio oficial de $381,8 este mes y $526,4 al cierre del año.

Los analistas también anticipan un escenario de devaluación del peso del 38% en promedio, principalmente después del cambio de Gobierno, lo que se traduce en una actualización del 9,1% para el dólar oficial.

Estas previsiones no lucen tan descabelladas si se toma en cuenta el atraso que volvió a alcanzar el dólar oficial, que se ubica en su menor nivel de los últimos seis años luego del congelamiento dispuesto tras las últimas PASO. Más aún, con la escasez absoluta de reservas con que llegará a esa instancia el BCRA.

La proyección de los analistas confirma que la inflación reprimida en meses anteriores podría manifestarse en los próximos, llegando incluso a niveles superiores a los observados anteriormente. En este sentido, prevén índices de inflación de dos dígitos, con picos del 15% en enero de 2024. Por dicho traslado, además, pronostican que para el próximo año la inflación superaría el 200%, situándose específicamente en un 202,7% de mínima. 

Esta perspectiva de alta inflación se correlaciona con un ciclo recesivo en la economía, estimando una caída del 2,5% en el último trimestre de 2023 y un descenso adicional del 1,4% en el primer trimestre de 2024.