Los bancos estarán obligados a contar con seguridad dentro de sus sucursales

0
107

  • 2020-02-08

Es por una medida del BCRA que surge a partir del asesinato del cajero en Isidro Casanova.  El BCRA obligó a los bancos a reforzar la seguridad. Cada sucursal deberá tener un policía o un custodio privado para «vigilar los accesos al local, las cajas de atención al público, el ingreso al tesoro y las terminales automáticas ubicadas dentro del salón».

La medida -que había sido retirada en 2017- surge en respuesta a los hechos ocurridos en la sucursal Isidro Casanova del Banco Nación, en la que asaltantes asesinaron a un cajero, y en el marco de la Comisión Permanente de Seguridad Bancaria restablecida el 4 de febrero.

Las cámaras del circuito cerrado de televisión con que cuentan las sucursales «deberán observar la acera, el ingreso del personal y público a la sucursal, las cajas de atención al público, el acceso al sector de atesoramiento de dinero, el interior del tesoro blindado, el servicio de cajas de seguridad de alquiler, las terminales automáticas de la sucursal y todo aquel ámbito por donde se traslade dinero, con la finalidad de advertir cualquier situación irregular o sospechosa».

Así lo dispuso el Banco Central de la República Argentina a través de la comunicación A 6894, destinada a «reforzar las medidas de seguridad que las entidades deben garantizar en todas las sucursales bancarias».

El BCRA indicó que «se trata de una medida inmediata que busca restablecer y mejorar, como primer paso, las condiciones de seguridad para los usuarios y los empleados bancarios». Además, especificó que tras el asesinato del cajero en Isidro Casanova, «evaluó la necesidad de adoptar modificaciones normativas de forma inmediata, al tiempo que se estudien otras medidas más integrales en pos de reforzar la normativa de seguridad bancaria».

Así, los bancos deberán presentar al BCRA «la información que acredite la cantidad de personal asignado y el que se asignará por sucursal, junto con el plan de seguridad elaborado a tal fin».