LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

0
349

LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO🌾

28 de Marzo

«Ven Espíritu Santo, y toca mi interior con tu divina luz para que pueda descubrir que no todo es negro, porque existes tú, hermosura infinita. No puedo verte con los ojos de mi cuerpo pero tu gracia me permite reconocerte con la mirada del corazón.
Tú eres maravilloso, Espíritu de vida. Quiero adorarte con todo el corazón por la multitud de tus maravillas, porque todo lo que hay de bello y de bueno en este mundo es obra tuya.
Te adoro, porque en ti hay belleza y amor sin confines. Bendito seas. Gloria a ti, que estás en todos los lugares y en cada cosa, que todo lo superas por encima del tiempo y espacio, y todo lo penetras con tu poder invisible.
Te alabo porque por todas partes se refleja tu hermosura, porque tú eres un abismo ilimitado de gracia y de esplendor. Pero vives sobre todo en los corazones simples que saben amar.
Ven Espíritu Santo.
Amén.»

PILDORAS DE FE🌾

Confía en Dios que rompe cadenas, destruye muros, libera del miedo, todo lo restaura, todo lo sana, todo lo vuelve vida. Nuestro Dios es el Dios de lo imposible, el de los milagros, el de las maravillas ocultas en cada situación, el Dios de las transformaciones. Confía en su auxilio divino, Él es tu socorro cercano, tu sanador, tu consuelo inmediato en momentos de dificultad. No dejes que los problemas y dificultades, por muy duras que sean, te roben la esperanza. Dios te ha hecho para grandes cosas y te levantará con fuerza. Dios es tu Señor y tu amigo que no falla ¡Ánimo! Con una fuerza que no se agota y como un guerrero indestructible, Dios siempre te levantará en victoria ¡Créelo! Amén

🙄 PARA QUÉ QUIERO UN RAMITO DE OLIVO🌿🌿🌿?
.
Algunos dicen que eso de obsesionarse por el ramito bendecido del Domingo de ramos es una superstición. Muchos piensan que expulsa demonios del hogar, o que protege de muchos males.

Para mí no es una superstición. ¿Por qué? Porque ese ramo en mi casa –de olivo o de cualquier otra planta– me recuerda durante todo el año tres cosas que significan mucho:

  1. Ese día Jesús entró a Jerusalén y mucha gente lo recibió con alegría levantando ramos. A esas personas que tenían el corazón abierto ¿qué les llevó Jesús? Les dio todo, les dio su vida, les entregó todo su ser sin reservas. Cuando veo ese ramito en mi casa vuelvo a decirle que lo recibió con el corazón abierto, y él me da todo.
  2. Con los ramos en alto lo proclamaban rey de sus vidas. Cuando veo ese ramito en mi casa vuelvo a decirle a jesús: “Vos sos el rey de este lugar, el rey de mi vida, el rey de mi familia, el rey de mis sueños. Por eso me siento protegido”.
  3. Si lo proclamo a él como mi rey no puedo tener otros reyes. Por eso renuncio a ser esclavo de cosas y de personas. No acepto arrastrarme detrás de nada ni de nadie, porque Jesús es mi único rey que sostiene mi dignidad. De ese modo, cuando veo el ramo de olivo, echo fuera todas esas esclavitudes que se han apoderado de mí y me han llenado de obsesiones, y entonces me siento más libre.

Por eso me gusta tener en mi casa ese ramito de olivo bendecido el Domingo de ramos.