LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO

0
128

LOS CINCO MINUTOS DEL ESPÍRITU SANTO🌾

16 de Junio

El Espíritu Santo le da a nuestras luchas una finalidad profunda. Por amor al hermano, sabemos que lo mejor que podemos regalarle es a Jesús; y por amor a Jesús, no podemos dejar de hablar de él. Si un día resolviéramos todos nuestros problemas pero no lo tuviéramos a él, seguiríamos siendo infelices. Pero eso es imposible, porque nunca podremos resolver todos nuestros problemas sin él. Porque sin él comienza a reinar el egoísmo, el odio, el orgullo, los vicios, la tristeza. Y entonces nada puede darnos esperanza. Por eso, el Espíritu siempre quiere llevarnos a Jesús, siempre nos abre el oído para escuchar su Palabra, y siempre nos impulsa a evangelizar, a llevar a Jesús a los demás.
Todo esto se une en la misión que tienen los laicos en el mundo. Ellos necesitan invocar permanentemente al Espíritu Santo para llenar el mundo de la presencia de Cristo. Para que los hogares, los lugares de trabajo, los barrios, las asociaciones, y todos los ambientes se inunden de esperanza, de dinamismo, de la vida maravillosa que Jesús nos propuso.
¿Pero por qué el Espíritu Santo no cambia el mundo? ¿Acaso no puede?
Por supuesto que puede, pero no quiere hacerlo sin nosotros. Quiere cambiar las cosas a través de nosotros. Y si no cambian es porque muchos no somos instrumentos dóciles. ¿Cómo está tu docilidad al Espíritu Santo?

PILDORAS DE FE🌾

La calidad de tu fe se prueba en tu problema, en tu dificultad. Si confías en Dios, lo imposible se hará posible. La fe que resiste la prueba es mucho más valiosa que el más grande de todos los diamantes. El poder de Dios está dentro de ti, es más fuerte que tu tristeza, angustia o depresión. Él puede levantarte si tú se lo permites. ¡Sé valiente! ¡Continua tu lucha porque más temprano que tarde, Dios te dará tu victoria! Que todo lo bueno te abrace y se quede contigo. Recuerda: “Si Dios está contigo ¿quién estará contra ti?” (Rom 8,31) Ánimo, las pruebas más difíciles, provocan bendiciones más grandes.